access_time 08:21
|
29 de mayo de 2021
|
|
Online

La infidelidad virtual, ¿es realmente infidelidad?

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1622246072714infidelidad%20virtual.jpg

Internet, junto con todos sus recursos, cambió drásticamente la forma en que las personas se relacionan.

Mientras que, en el pasado, el “engaño” era una cuestión de conexión física real, ahora Internet hizo que la “infidelidad” sea curiosamente amplia y variada.

Chatear con completos extraños es más común de lo que se piensa. Con la gran y variada cantidad de aplicaciones de citas, salas de chat y sitios web, las personas están interesadas en conocer a alguien fuera de la vida cotidiana más que nunca. Internet ha hecho que las “trampas” sean realmente simples, atractivas y diferentes

Lo distinto de las citas online es que no siempre los implicados se van a encontrar. Entonces, si no se tiene contacto físico y, por lo tanto, sexo real, ¿puede la infidelidad virtual considerarse realmente como tal?

Desde el sitio de encuentros extraconyugales para mujeres Gleeden aseguran que “la infidelidad virtual tiene diferentes caras y puede suceder de diferentes maneras. Mientras que algunas personas interactúan con alguien solo para divertirse y disfrutar de conversaciones eróticas, para otros la conexión puede fortalecerse e incluso involucrar emociones”.

Ver también: Argentinos infieles: qué buscan a la hora de elegir un amante

El sito analizó los siguientes detalles:

Cibersexo: coquetear, intercambiar correos electrónicos sensuales, bromas lascivas. De eso se trata el cibersexo. Nada más y nada menos. Algunas personas racionalizan los actos sexuales virtuales como aceptables e inofensivos.

Amor Cibernético: las citas virtuales también pueden despertar emociones en la persona y cuando hay emociones involucradas, la relación se vuelve claramente más fuerte. Enamorarse en línea puede sonar ridículo, sin embargo, se ha vuelto más popular de lo esperado. Parece, de hecho, que la mayoría de las personas muestran tolerancia y comprensión frente al sexo online, pero cuando hay emociones en juego, la traición resulta más difícil de aceptar.

Ver también: El beso de Singapur: una milenaria técnica que promete satisfacción épica

“Cuando se trata de infidelidad virtual, las opiniones pueden ser diversas. Mientras que para algunos puede ser insignificante o aceptable, ya que no se trata de sexo real; otros no lo tienen tan claro, sin importar la naturaleza de la relación virtual. Después de todo, si se trata de citas virtuales o en la vida real, siempre existe un secreto e interés para alguien fuera de la relación”, señalaron desde Gleeden.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.