Mientras se registra una caída en la cantidad de visitantes, el Ente Mendoza Turismo (Emetur) perdió a varios profesionales con más de 10 años de experiencia que trabajaban en el área dedicada a vender a la Provincia como destino.

La sangría comenzó en 2021 y se potenció en los últimos meses. La Dirección de Promoción Turística perdió cuatro especialistas que trabajaban como agentes promotores y administrativos. Esta es una de las oficinas más importantes del ente, junto con la de Calidad y Servicios. Su directora es Claudia Yanzón. Anteriormente, esta área la conducía Marcelo Montenegro, quien hoy es presidente del Emetur.

Algunos adjudican esta serie de renuncias en Promoción Turística a ciclos cumplidos o al surgimiento de mejores propuestas de trabajo. Sin embargo, la motivación para que estos profesionales dejen sus puestos estuvo relacionada a la búsqueda de “un mejor ambiente laboral”, aseguran fuentes cercanas.

Conocedores del funcionamiento de la Dirección señalaron que estas personas sabían muy bien cómo hacer sus tareas diarias; tenían los conocimientos necesarios y estaban comprometidos con su trabajo. Sin embargo, en algunos casos hubo situaciones de “destrato” y “hostigamiento“. Los reclamos por este malestar llegó a los responsables del área, que no dieron respuestas.

Edificio del Emetur inaugurado en 2019.

En todos los casos se trató de licenciados con experiencia en el área, con una antigüedad de 10 a 20 años; especialistas en turismo, comunicación y comercialización, como Jéssica Pessoti, Lilia Sance, Eliana López y Exequiel Ramírez.

Hasta el momento, las vacantes que quedaron no fueron ocupadas, a excepción de una secretaria que fue contratada.

El Sol intentó comunicarse con autoridades de Turismo, pero no obtuvo respuesta.

Las dimisiones se produjeron en un contexto de descenso del 36% en la cifra de turistas en Mendoza. Según datos difundidos por el Gobierno, en los primeros 15 días de enero del año pasado, llegaron aproximadamente 220 mil personas. Pero en la misma quincena del 2023, el número fue de cerca de 140 mil. Es decir, unos 80 mil visitantes menos.

Caída del turismo

Sobre la caída de la cantidad de turistas, desde la Cámara de Turismo de San Rafael explicaron que incidió la ausencia del programa Previaje: “Los `anabólicos´ que se usaron el año pasado, luego de dos años de pandemia de coronavirus, esta vez no estuvieron presentes”.

Diego Stortini, de la Cámara de Turismo del Valle de Uco, afirmó que las causas son varias: “En el Valle de Uco la caída ha rondado un 40% o 50% (en sectores de la hotelería) y un poquito más en cabañas, que promedia el 60%. Se trata de una caída que no registramos ni en las peores épocas”.

Mauricio Badaloni, titular de la Unión Industrial de Mendoza (UIM), junto a otros empresarios manifestó su malestar por la conducción del Ente de Turismo, por no contar con la experiencia suficiente para el puesto.

“El ente posee un muy buen presupuesto, pero no estamos viendo la ejecución del mismo, principalmente en lo que consideramos esencial para mejorar la infraestructura, la prestación de servicios, los controles dentro de la actividad que cuenta con un marco de informalidad muy importante”, dijo el empresario la semana pasada.