A partir de esta semana, el servicio de suscripción Twitter Blue costará 8 dólares al mes en EE.UU., y los precios en otros países se ajustarán al poder adquisitivo de los consumidores en esos mercados, según anunció Elon Musk, propietario y CEO de Twitter. El aumento de 3 dólares respecto a la tarifa actual de 5 dólares al mes de Blue supone un incremento de precio del 60 por ciento.

Al mismo tiempo, Twitter planea añadir nuevas ventajas al servicio. El suscriptor verá menos anuncios y tendrá la posibilidad de publicar vídeos y audio más largos, algo que Twitter había probado antes de la adquisición de Musk. También tendrá prioridad en las respuestas, las menciones y la función de búsqueda de Twitter, ventajas que, según Musk, son esenciales para reducir la cantidad de spam en la plataforma. “El sistema actual de Twitter para determinar quién tiene o no una marca de verificación azul es una mierda”, dijo Musk, confirmando que la verificación estará vinculada a las suscripciones a Twitter Blue. Por último, Twitter Blue incluirá la posibilidad de eludir los muros de pago, aunque esto llegará más tarde y dependerá de que Twitter establezca las asociaciones necesarias con los editores.

El anuncio sobre el aumento del precio del abono llega después de días de especulaciones sobre cómo podría cambiar Twitter bajo la propiedad de Musk.

El domingo, dos rumores decían que el CEO de Tesla y SpaceX estaba considerando aumentar el precio de Twitter Blue hasta 20 dólares al mes y hacer la suscripción un requisito para la verificación. Musk pareció reconsiderar el precio después de que se hiciera viral un tuit del escritor Stephen King criticando el plan. “Tenemos que pagar las facturas de alguna manera”, dijo Musk. “Twitter no puede depender totalmente de los anunciantes. Qué tal 8 dólares?”, agregó.

Musk afirmó que los cambios en Twitter Blue también darían a la compañía una forma de apoyar a los creadores de contenido. El lunes, el propietario de Nibellion, una de las cuentas de noticias de juegos más prolíficas y populares de Twitter, dijo que abandonaba la plataforma, citando la adquisición de la compañía por parte de Musk y la dificultad que encontró para monetizar su trabajo.

“He calculado mal el valor de mi actividad en Twitter y me he dado cuenta de que no es nada que merezca la pena mantener por sí mismo para la gran mayoría de la gente”, dijo Nibel. “No soy yo quien es popular, sino que es ese trabajo el que es útil. No es valioso por sí mismo, sino un cómodo ahorro de tiempo, y ahora lo entiendo”. Las cuentas como Nibel son el alma de Twitter. Aunque sólo representan un 25% de la base de usuarios, son responsables de más del 97% de los tuits que se ven en la plataforma.

Es probable que los ajustes en Twitter Blue sean sólo el comienzo de los cambios que Musk ha planeado para Twitter. Según The New York Times, Musk ordenó despidos en toda la empresa que podrían afectar al 50% de la plantilla de 7.500 personas de Twitter. También está considerando la posibilidad de recuperar Vine, el servicio de vídeos cortos de la compañía que lleva tiempo desaparecido. Mientras tanto, Musk no ha dicho cuándo empezarán a aplicarse los cambios en Twitter Blue.