Un policía quedó en la mira la noche de este viernes después de que su esposa, de 26 años, recibió un disparo con el arma reglamentaria en su casa de Godoy Cruz.

El funcionario, que cumple servicios en el Grupo Especial de Seguridad (GES), aseguró que su hijo, de 4 años, manipuló la pistola 9 milímetros y la accionó por accidente, hiriendo a la joven madre. .

Pese a eso, se activó el protocolo correspondiente por parte de la Justicia y la Inspección General de Seguridad (IGS) e investigan las circunstancias en las que ocurrió el hecho.

Por su parte, la víctima sufrió un paro cardiorrespiratorio cuando ingresó al Hospital Central, pero pudieron estabilizarla y pasada la medianoche permanecía con vida, indicaron fuentes allegadas al caso.

El episodio se registró alrededor de las 22.40 cuando el Centro Estratégico de Operaciones (CEO) tomó conocimiento sobre una joven herida de bala que fue ingresó a la guardia del citado centro asistencial de Ciudad.

La víctima había sido trasladada en vehículo particular por su esposo, un auxiliar del GES, quien relató que había estado limpiando la pistola provista por el Estado, en su casa del barrio La Gloria, y en un descuido la tomó su hijito.

La versión del efectivo agrega que el niño accionó la cola de disparador y un proyectil le impactó a su pareja, lesionándola de gravedad.

En la causa tomó intervención la fiscal de Homicidios Claudia Ríos y se practicaron las labores de rigor en la escena para confirmar el relato del policía.