Quilmes planea sacarle el máximo provecho al verano y, para ello, abrió un hostel en la Costa Atlántica.

Quilmes Hostel tiene 14 habitaciones compartidas y se destaca por su propuesta en entretenimiento. Los huéspedes encontrarán diferentes atracciones como, por ejemplo, una cabeza de tiburón que canta montada en la pared; una cabina de fotos “selfies”; un piano de cola (con “cola” humana); un ping-ping siamés, y un metegol de 11 jugadores contra 11, entre otras atracciones.

El arquitecto y decorador a cargo del proyecto es Horacio Gallo quién trabajo a la par con la agencia creativa Santo. 

Para promocionar el Quilmes Hostel, la empresa ideó una campaña en la que invita a los jóvenes interesados a subir un video en el sitio www.quilmes.com.ar, donde podrán concursar para ganar una semana de estadía.

“Abrimos las puertas de un hostel diferente e innovador, porque sabemos que en espacios de este estilo los jóvenes tienen la posibilidad de vivir momentos que deriven en experiencias tan variadas y únicas que cuando salgan de aquí, no serán los mismos. Y es que cada encuentro nos cambia, nos aporta algo y por eso con Quilmes Hostel queremos invitar al encuentro, que no es un fin en sí mismo, sino un punto de partida hacia algo más”, destacó Agustín Mostany, director de marca Quilmes.