Avión venezolano.
Avión venezolano.

En junio un avión venezolano con iraníes fue retenido en Ezeiza. En el mismo había 14 tripulantes y su presencia despertó sospechas sobre los motivos del vuelo hacia Argentina.

Ver también: Avión iraní: la Justicia le permitió salir del país a la tripulación venezolana

Ahora se conoció un documento de la aseguradora Lloyd´s -difundido por Infobae– que alertó al mercado y a los agentes administradores que había detectado una vía ilegal de venta de oro que comenzaba en Caracas (Venezuela), siguiendo por Teherán (Irán) y terminando en Turquía. Todo con el objetivo de sostener actividades terroristas en la región.

El documento

LLOYD’S Comercio y transferencia ilícitos de oro y petróleo iraní- Fuerza Quds del IRGC y Hezbollah

Fecha 28 octubre 2022

El propósito de esta alerta electrónica es informar al mercado del envío ilícito de oro por parte de las Fuerza Quds del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (IRGC, por sus siglas en inglés) y Hezbollah desde Venezuela a Irán para recaudar fondos para actividades terroristas, facilitado por la venta de petróleo iraní, en contravención de sanciones.

Se ha informado que los vuelos directos desde Caracas (Venezuela) a Teherán (Irán) a través de Mahan Air, una aerolínea iraní de propiedad privada designada por la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Tesoro de los Estados Unidos (OFAC, por sus siglas en inglés), está siendo utilizada como un canal ilícito para enviar oro que luego se cambia por petróleo iraní, en violación de las sanciones aplicables. Luego, el oro se vende en Turquía y otros países de Medio Oriente, para generar fondos para actividades terroristas. La adquisición y envío lícitos del oro de Venezuela en nombre de la Fuerza Quds de IRGC involucra a los siguientes actores, designados por la OFAC:

● Ali Kassir-representante de Hezbollah en Irán y designado por la OFAC de EE.UU bajo el programa SDGT (Reglamento de Sanciones Globales contra el Terrorismo)

● Muhammad Jaafar Kassir alto funcionario de Hezbollah y designado por la OFAC de EE. UU bajo el programa SDGT (Reglamento de Sanciones Globales contra el Terrorismo)

● Mahan Air, una aerolínea iraní designada por la OFAC de EE. UU. bajo el siguiente programa: SDGT (Reglamento de Sanciones Globales contra el Terrorismo), IFSR (-ilegible- Reglamento de Sanciones Financieras) y NPWMD (Reglamento de Sanciones para Proliferadores de Armas de Destrucción Masiva)

Implicancias para el mercado

Los agentes administradores podrían querer considerar la tipología de riesgo descrita anteriormente como parte de sus medidas reforzadas de diligencia debida, cuando se suscriban acuerdos en ciertas regiones.

Además, todos los participantes del mercado deben ser conscientes de la potencial exposición a los riesgos que tienen las contrapartes de las entidades mencionadas arriba cuando proporcionen cobertura de (re)aseguro para petróleo y productos derivados, oro, metales y materiales de construcción en ciertos países (Turquía, Emiratos Árabes Unidos y Líbano). Se requerirían medidas reforzadas de diligencia debida si alguna de las entidades mencionadas arriba están involucradas, ya que la cobertura brindada podría exponer indirectamente a los agentes de gestión a riesgos de financiación de terrorismo, lavado de dinero y evasión fiscal.

Con este documento quedó al descubierto la creciente influencia de Irán en América Latina. El régimen fundamentalista de los Ayatollah actúa en Venezuela, Cuba y Nicaragua.

Ese mecanismo ilegal de triangulación de oro y petróleo desde Caracas utilizaba, entre otros transportes, el avión venezolano-iraní que está secuestrado en Ezeiza. En tanto, con ese secuestro y decomiso se avanza en un paso importante para erosionar los recursos económicos de Hezbollah.

La justicia federal argentina probó que el Boeing 747-300, matrícula YV-3531, pertenecía a Mahan Air y que después de su presunta transferencia a la empresa venezolana EMTRASUR, se completaron una sucesión de viajes entre Caracas y Teherán.

Mientras tanto, el gobierno de Venezuela está haciendo un fuerte lobby político en Buenos Aires para evitar que el avión sea decomisado por la justicia de los Estados Unidos. Se presume que los fondos también tendrían como destino las fuerzas de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán.

Con información de Infobae