El ministro de economía Sergio Massa se reunirá este fin de semana con el titular de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, para definir la entrega de un bono de fin de año a cerca de dos millones de personas.

Si bien en principio la idea era entregar una asistencia cercana a los 50.000 pesos divida entre los meses de octubre, noviembre y diciembre, por una cuestión de tiempos solo se pagaría en los últimos dos meses del año, sin tener aún un monto definido.

Allegados al gobierno aseguran que el bono será como mínimo de 16.000 pesos por mes, que es el costo de la canasta alimentaria.

Esta medida surge luego del pedido publico de la vicepresidenta tras conocerse los datos de la indigencia en el país, la cual había crecido 0.6 puntos en el primer semestre del año.

En su momento, la vicepresidenta Cristina Fernandez, había dicho que la cartera de economía tenía el trabajo de generar una politica de intervención que asegurara la seguridad alimentaria de aquellos argentinos que se encuentran en situación de emergencia.