El presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, prometió que la Cumbre del Mercosur que se celebrará la semana próxima será “entretenida”, luego de que Argentina, Brasil y Paraguay elevaran una nota en rechazo a la intención “unilateral” de Montevideo de negociar su ingreso al Acuerdo Transpacífico.

En referencia a las negociaciones para el acceso al Transpacífico y a la reacción de los socios regionales, el mandatario uruguayo dijo que su país ha sido “muy frontal” a la hora de comunicar sus intereses y adelantó que la cumbre de la semana que viene en Montevideo “va a estar entretenida”.

En declaraciones a medios locales recogidas por AFP, Lacalle Pou afirmó que su país se siente con “derecho” a iniciar las negociaciones con terceros países o bloques regionales.

Esta mañana, las representaciones diplomáticas de Argentina, Brasil y Paraguay elevaron una nota conjunta ante el Mercosur en la que rechazan esas negociaciones “unilaterales” y reservan la posibilidad de “adoptar las medidas para defender sus intereses en los ámbitos jurídico y comercial”.

En 2021, se había vivido el inicio del diferendo entre Uruguay y sus socios del Mercado Común del Sur cuando Lacalle calificó al bloque como un “lastre”, lo que mereció la respuesta del presidente argentino, Alberto Fernández.

“Una carga es algo que hace que a uno lo tiren de un barco y lo más fácil es bajarse del barco si la carga pesa mucho”, había retrucado el titular de la Casa Rosada.

En ese mismo sentido, hace algunos meses, antes de la cumbre realizada en Paraguay, Uruguay anunció negociaciones para alcanzar un Tratado de Libre Comercio con China que también fue rechazado por los otros países miembros del Mercosur y que, al día de la fecha, no ha mostrado aun resultados públicos concretos.

Al respecto, el canciller uruguayo, Francisco Bustillo, llegó a decir en el pasado que su país no acepta “que se ponga en duda” la voluntad de integración en el bloque regional pero redobló la apuesta afirmando que “negociará junto a sus socios o individualmente” con terceros países.

Mientras tanto, la Cumbre que Lacalle Pou supone será “divertida” podría sufrir la ausencia del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, que se encuentra en el último mes de su mandato, y tampoco asistirían el chileno Gabril Boric y el boliviano Luis Arce, presidentes de Estados asociados al Mercosur.