El pleno del Congreso de Perú destituyó este miércoles al mandatario del país, Pedro Castillo, por “permanente incapacidad moral” con 101 de 130 votos a favor, después de que este anunciara la disolución del Legislativo y declarara un Gobierno de excepción de emergencia, lo que fue calificado como un golpe de Estado por diferentes voces. Castillo fue detenido luego de esta decisión.

La vicepresidenta Dina Boluarte, que había cuestionado la decisión de Castillo, asumirá la presidencia.

El pleno del Congreso de Perú citó para las 15 hora local de este miércoles a Boluarte para que jure como nueva jefa de Estado y se convierta, de esa manera, en la primera mujer gobernante de la historia del país. 

Por su parte, Castillo se entregó a la Prefectura de Lima, donde quedó detenido en medio de la crisis política. El ahora ex mandatario había abandonado el palacio presidencial junto a su familia para pedir garantías ante esa fuerza de seguridad, pero quedó detenido en la dependencia militar.

Boluarte había manifestado su “rechazo” a la decisión del mandatario Pedro Castillo de disolver el Congreso e instaurar un “Gobierno de excepción” y dijo que “se trata de un golpe de Estado que agrava la crisis política”.

“Rechazo la decisión de Pedro Castillo de perpetrar el quiebre del orden constitucional con el cierre del Congreso. Se trata de un golpe de Estado que agrava la crisis política e institucional que la sociedad peruana tendrá que superar con estricto apego a la ley”, indicó la funcionaria en su cuenta de Twitter.

El paso clave: la definición del Tribunal Constitucional

El presidente del Tribunal Constitucional (TC) de Perú, Francisco Morales, hizo este miércoles un llamado a través del Canal N a las Fuerzas Armadas del país para “restablecer el orden constitucional”, tras el anuncio del presidente Pedro Castillo de dictar la disolución del Congreso y declarar un Gobierno de emergencia.

Poco después, el Constitucional emitió un comunicado en sus redes sociales en el que declaraba que el presidente había llevado a cabo un “golpe de Estado”.

“El pleno del Tribunal Constitucional rechaza el golpe de Estado realizado por Pedro Castillo Terrones, quien ha quebrantado el orden constitucional”, señaló la institución, tras añadir que Castillo “se ha puesto al margen de la Constitución y la ley.

“Consecuentemente, el Congreso de la República debe actuar conforme a sus atribuciones y acorde al orden sucesorio debe asumir la Presidencia de la República la vicepresidenta”, indicó en el comunicado.