A menos de 48 horas del debut argentino en el Mundial de Qatar, y cuando todo debería estar enfocado en la concentración del conjunto que dirige Lionel Scaloni, una polémica inesperada se instaló en la concentración del conjunto nacional a partir de un pedido hecho por la Casa Rosada.

Concretamente, desde el Gobierno solicitaron la Selección Argentina debute en el Mundial de Qatar con una cinta negra en el brazo, por el luta decretado tras la muerte de Hebe de Bonafini, fundadora de Madres de Plaza de Mayo.

No es la primera vez que desde el Ejecutivo intentan hacer un uso político de la Selección. Si bien es algo que ha pasado de manera histórica, desde el equipo capitaneado por Lionel Messi ya dejaron en claro su postura el año pasado tras consagrarse en la Copa América de Brasil. Tanto el jugador del PSG como el resto del plantel se negaron a reunirse con el presidente Alberto Fernández y evitaron de ese modo se objetos de críticas por posturas políticas.

El pedido lo hicieron representantes del Poder Ejecutivo a la AFA. Las autoridades del fútbol argentino señalaron que la decisión depende de la FIFA, que en los reglamentos de las competencias mundiales prohíbe los distintivos políticos en los partidos.

El equipo también tendrá protagonismo en la decisión. Más allá de haber sido reconocida como una referente en materia de derechos humanos en una parte de la historia Argentina, Hebe de Bonafini mantuvo en los últimos años expresiones violentas y fue denunciada por hechos de corrupción.

La comunicación del Gobierno con la delegación en Qatar se conoció este domingo por la tarde. El pedido fue que la Selección tenga el brazalete negro en el Lusail Iconic Stadium frente a Arabia Saudita por la primera jornada del Grupo C del Mundial.

Según lo estipulado por FIFA, si un Seleccionado utiliza un brazalete a modo de manifestación política se expone a sanciones; algo similar a lo que está ocurriendo con los jugadores alemanes que saldrán al campo de juego con un brazalete como reivindicación de los derechos del colectivo LGTB. La sanción puede ser tanto deportiva como económica.