En la Municipalidad de Guaymallén reina un clima de incertidumbre, luego de que la Suprema Corte de Justicia se pronunciara en contra de la ordenanza municipal que prohibía la elección y coronación de la reina de la Vendimia y nuevamente estuviera vigente la anterior.

La comuna remarcó que la intención que tuvo es “transformar los derechos de las mujeres en políticas de Estado”. Aun así, respetarán la decisión de la Justicia y evalúan las “diferentes opciones para dar cumplimiento a la resolución judicial”.

De esta manera, la ordenanza que queda vigente es la de 2018 y que establece que las candidatas distritales deben rendir un examen eliminatorio para poder ser reina de la Vendimia de Guaymallén, entre otros puntos.

En tan sólo 15 días, Guaymallén deberá elegir a las 21 representantes de cada distrito y realizar la fiesta departamental el día 10 de febrero.

El poco tiempo impide que la comuna pueda realizar una nueva ordenanza y organizar la selección de las reinas. Unos de los puntos sobresalientes y que deben analizar es que las candidatas distritales deben rendir un examen eliminatorio pero previamente deberán haceruna capacitación para poder cumplir con dicho requisito.

En especial, tienen que analizar qué harán con el ítem de esa ordenanza -8591/2018- que indica que las candidatas de cada distrito deberán estudiar – orientadas por profesores – historia, turismo, cultura, danzas, economía, derechos humanos y protocolo, según expresa el texto.

El pedido de la “reina blue”

Julieta Lonigro, la “reina blue” señaló que todo está en manos de la Municipalidad y que desconoce que harán, sólo espera que reconozcan a sus compañeras o que hagan la convocatoria para que Guaymallén vuelva a tener a su representante. En tanto que aún es un misterio si ella se vuelve a presentar.