El embajador argentino en Chile, Rafael Bielsa.

El gobierno de Gabriel Boric se vio envuelto en un nuevo escándalo luego de que se filtrara un audio de una reunión interna donde se cuestiona en duros términos el papel del embajador argentino en Santiago, Rafael Bielsa, por el freno a un proyecto minero que comparten ambos países.

El conflicto comenzó cuando Bielsa se quejó en la comisión de Relaciones Exteriores del Senado trasandino de que Chile no avanzaría con el proyecto minero portuario Dominga, y porque no le habían avisado previamente.

Esa iniciativa iba a tener vinculación con el paso de Agua Negra, en San Juan. “A nosotros nos vendría bárbaro que nos avisaran, nada más que eso. Como tiene un impacto en las relaciones bilaterales, queríamos que estuviera informado”, ironizó Bielsa.

Las palabras del representante argentino hicieron explotar a la canciller Antonia Urrejola, principalmente, porque no era la primera vez que el embajador hacía comentarios que causaban malestar en La Moneda.

Basta, este huevón, hace lo que quiere cuando tiene ganas ¿y la explicación es que está loco?“, aseguró Urrejola.

Luego, la funcionaria de Boric transmitió al resto de los participantes de la reunión el mensaje de audio que envió a su par argentino, Santiago Cafiero, ante quien se queja por las formas del hermano del técnico de fútbol, sobre todo, a días de que Boric visite la Argentina por la cumbre de presidentes que empezó este martes.

Urrejola le recrimina a Cafiero porque “el tema del proyecto Dominga fue una decisión unánime del consejo de ministros” y le espeta que “tu embajador ataca directamente al gobierno del presidente Boric en un tema políticamente muy álgido. Sinceramente es inaceptable. A días además de que vamos a la CELAC a Argentina”.

En el audio también se escucha a un asesor de la funcionaria trasandina decir “tenemos mucho margen para pegarle a este huevón“. Y menciona que el gobierno argentino no querrá una polémica en medio de la CELAC.

Sin embargo, la difusión de las conversaciones derivó en una renuncia, la de Lorena Díaz, directora de Comunicaciones de Urrejola.

“La situación que motivó la conversación citada ya se encuentra superada y no representa en absoluto la excelente relación bilateral entre Argentina y Chile, que se ha construido sobre la base de la confianza y la amistad históricas”, informaron desde el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Y este martes, la Cancillería chilena publicó esta foto donde aparecen Urrejola y Cafiero, queriendo superar el papelón.