El Sindicato Único de Trabajadores del Neumático Argentino (Sutna) y las empresas del sector, que data desde hace varios meses, alcanzaron en la madrugada de este viernes un acuerdo en el marco de las intensas negociaciones paritarias.

El acuerdo, que se alcanzó en una reunión encabezada por el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, y fue firmado a las 4.10, representa el cierre de la paritaria pasada, un aumento de 66% en cuotas hacia adelante, y un bono de $100 mil. Según el Sutna, esa suma bruta se percibirá con la llegada de la próxima quincena.

“Encabezada por el ministro Moroni, y luego de un amplio intercambio de opiniones, audiencias y reuniones, ambas partes han arribado en la sede central de la cartera laboral y con la presencia del Secretario de Trabajo, Marcelo Bellotti y la Directora Nacional de Relaciones y Regulaciones del Trabajo, Gabriela Marcello por el ministerio, y el representante sindical del SUTNA, Alejandro Crespo, y representantes de las empresas, al siguiente acuerdo que garantiza la paz social y permite que el personal retome la prestación de servicios en sus lugares de trabajo habitual”, anunció esta madrugada el Poder Ejecutivo.

Además de alcanzar un 66% de incremento salarial para este año, se firmó que “para el período paritario 2022/2023, se establece un incremento salarial para la paritaria que se inicia el 01/07/2022 que se compone del siguiente esquema”:

  • A) 25 % de incremento a partir del 01/07/2022.
  • B) 16 % de incremento a partir del 01/10/2022.
  • C) 10 % de incremento a partir del 01/12/2022.
  • D) 12 % de incremento a partir del 01/02/2023.
  • E) 10 % de incremento a partir del 01/07/2023, integrando la base de cálculo de la paritaria 2023/2024 sobre el salario de julio 2022.

En tanto, “como gratificación extraordinaria por única vez” las empresas abonarán a cada trabajador una suma bruta de $100 mil.

El acuerdo también procura un marco de normalización después de numerosos días de conflicto. “Las partes asumen el compromiso de abstenerse de llevar adelante cualquier tipo de medida que pudiera afectar de cualquier forma la producción en cualquiera de los establecimientos de las respectivas empresas”, se indica.

El conflicto se prologó por cinco meses, pero recién en los últimos días adquirió visibilidad cuando el sindicato decidió tomar las instalaciones de una sede del Ministerio de Trabajo en señal de protesta.

A raíz de este episodio, las tres fábricas de neumáticos de la Argentina, Bridgestone, Pirelli y Fate, paralizaron sus actividades desde el sábado. Fuentes extraoficiales confirmaron que se prevé que los trabajadores regresen a sus tareas a partir de este viernes por la noche.