Tener las mejores situaciones y llevar, como se dice, la manija del encuentro no siempre significa tener todo bajo control. Porque ayer el Atlético Club San Martín igualó un encuentro que se le complicó de más, teniendo en cuenta que el Chacarero fue el que más propuso en el campo de juego. Desde los primeros minutos apretó San Martín y tuvo su premio. Como siempre, Oscar Darío Alaniz metió un impecable tiro libre desde veinte metros, para poner en ventaja al albirrojo y confirmar que era el protagonista de la tarde.

    Pero, en dos minutos fatales, Racing lo dio vuelta. Primero Claudio Demaría aprovechó una salida en falso de Batistella y luego Eduardo Wonner fusiló desde afuera del área cuando le dieron el hueco. En el complemento, el juninense Oscar Negri metió la igualdad con un cabezazo, pero la sensación es que a San Martín se le escaparon dos puntos. Porque ahora el Chacarero debe preocuparse por entrar entre los ocho mejores.