“Silenzio stampa muchachos”. Si, la clásica frase utilizada por Alfio Basile cuando dirigía a Boca Juniors parece que quedó gustando en el plantel de Godoy Cruz, ya que los jugadores, molestos por una nota publicada este miércoles en diario Los Andes, decidieron ayer no hablar con la prensa, una vez finalizada la habitual práctica de fútbol de los jueves en el Malvinas Argentinas.

    “No hablo, es una decisión del plantel”, era la frase recurrente que expresaban los futbolistas del Tomba. El capitán del equipo, Silvio Duarte, bajó del ómnibus que transporta a los jugadores y, algo molesto, dijo: “Primero, fíjense lo que escriben ustedes y después dígannos que hablemos nosotros”. El malestar de los futbolistas del Expreso se debe a una publicación de esta semana, donde se daba a conocer una deuda de los dirigentes con el plantel por la segunda cuota de los premios por el ascenso a primera división.

    La deuda existe, pero el vencimiento de la misma es el próximo sábado 30. Los dirigentes habrían comunicado su descontento al plantel porque entienden que la noticia se filtró a la prensa por medio de un jugador, y por eso los futbolistas decidieron cortar el contacto con la prensa, una medida con poco fundamento, pero respetable.

    LA PRÁCTICA. En lo estrictamente futbolístico, ayer en el Malvinas, los titulares perdieron 3 a 2 con los suplentes en los cuarenta minutos de juego. Franco Mendoza (2) y Enzo Cappa marcaron para los suplentes y Mauro Poy anotó los dos tantos de los titulares, que fueron Sebastián Torrico; Darío Salomón, Juan Manuel Herbella, José Devaca y Marcos Barrera; Enzo Pérez, Gustavo Pinto y Hernán Buján; Mariano Torresi y Diego Villar; Mauro Poy. Sobre la práctica de ayer, Llop dijo: “El resultado de la práctica no tiene nada que ver.

    El otro día ganamos 6 a 0 y después perdimos el partido con Colón. A veces en los entrenamientos no se refleja lo que va a suceder. Mañana (por hoy) vamos a entrenar nuevamente y veremos”.

    SIN EL GALLO. El capitán Silvio Duarte no hizo fútbol ayer y trotó alrededor de la cancha.“A Duarte lo estamos cuidando porque tiene un problemita en el tobillo, por eso preferimos cuidarlo para que mañana (por hoy) pueda entrenar bien. Él está bien, se lo infiltró para terminar con ese inconveniente y jugaría sin problemas”, dijo el técnico Juan Manuel Llop sobre la situación del Gallo.