access_time 21:57
|
19 de enero de 2020
|
|

Investigación en Maipú

Triple frontera: apuntan a un crimen entre cabecillas narco

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1579478749819Portada%20Samuel%20Sosa.jpg
El "Samu", uno de los sujetos mencionados en las primeras averiguaciones.

Carlos Matías Guajardo fue acribillado a balazos en el barrio Nueva Generación. Testigos señalaron como a uno de los autores al "Samu", con quien la víctima habría estado enfrentada desde hace tiempo porque se disputaban el territorio de venta de drogas.

Las primeros avances en la investigación por el crimen de Carlos Matías Guajardo Ceballos (29), ocurrido la madrugada del domingo en la triple frontera, apuntan a un móvil por disputas del territorio de venta de drogas. Es que testigos señalaron como uno de los autores de los disparos al Samu, quien, al igual que la víctima, está sindicado por los detectives como líder de bandas dedicadas al narcomenudeo. 

El año pasado, ambos estuvieron sospechados de protagonizar un conflicto narco que desencadenó numerosas balaceras que sembraron el terror entre los vecinos del lugar. El presunto agresor era uno de los principales rivales que tenía la víctima. Además, las averiguaciones colocaron como cómplice de este a un sujeto apodado el Maqueño.

Una de las pistas que siguen los pesquisas es que los agresores se movilizaban a bordo de un automóvil gris, el cual sería similar al Volkswagen Voyage de ese color que es propiedad del Samu, de acuerdo con la información policial.

Por el momento, el fiscal de Homicidios Carlos Torres, quien lidera la instrucción, no ordenó la captura de los sujetos que fueron mencionados debido a que se estaban recaudando las pruebas que iban a determinar si existen elementos suficientes que los comprometan en el expediente.

Lo cierto es que, después del asesinato allegados de Guajardo vengaron el crimen disparando y prendiendo fuego a la casa de uno de los sospechosos. Ahora, las autoridades están alertas ante la posibilidad de que se produzcan nuevos enfrentamientos en la zona.

Madrugada violenta

Era cerca de las 1.30 cuando Guajardo se encontraba en la calle Juan B. Justo, a metros de su casa de la manzana B del barrio Nueva Generación, y fue sorprendido por dos sujetos a bordo del mencionado auto gris. Estos le dispararon en, al menos, siete oportunidades, de acuerdo con la reconstrucción que realizaron los investigadores del caso.

Varios de los proyectiles impactaron en la víctima, quien quedó tendida en grave estado en la vía pública. Minutos después, conocidos la llevaron en un vehículo particular al Hospital Paroissien, aunque cuando ingresó a la Guardia, ya se encontraba sin vida.

Ver también: Quién es el señalado narco asesinado en la triple frontera

En paralelo, efectivos policiales fueron desplazados después de que llamados a la línea de emergencias 911 alertaran sobre las numerosas detonaciones de arma de fuego. Tras constatar que se trataba de un asesinato, se le dio intervención al personal de Homicidios y de la Policía Científica.

En la escena, los peritos levantaron varias vainas servidas de una pistola calibre 9 milímetros, que fue utilizada para ultimar a Guajardo.

Una vez que los pesquisas finalizaron las tareas de rigor en el lugar, alrededor de las 3, un grupo de amigos y familiares de la víctima se dirigió hasta un domicilio de la manzana D, donde reside el Samu, y comenzó a efectuarle disparos. Esto, porque lo relacionaron al automóvil desde el que se produjo el ataque letal contra Guajardo. Acto seguido, la turba enardecida le prendió fuego a la propiedad.

Bomberos Voluntarios de Maipú arribaron hasta el lugar y consiguieron sofocar las llamas. Tras las tareas de enfriamiento se constataron daños totales en la despensa y parciales en la cocina, mientras que se produjo ahumamiento en el resto de las habitaciones. También se observaron 16 impactos de arma de fuego en los ingresos a la vivienda y uno en la pared. En total, se levantaron 19 vainas servidas, detallaron fuentes cercanas al caso.

Durante la tarde de ayer, la tensión continuaba en el lugar, ya que malvivientes se introdujeron en el domicilio y saquearon las pertenencias que no estaban dañadas, agregaron.

El antecedente

“Después de la tormenta, viene la calma”, sostiene un tradicional refrán. Y eso parecía haber pasado en el sector maipucino de la triple frontera después de que entre abril y mayo del año pasado se registraron numerosos enfrentamientos armados vinculados con la disputa de territorio de venta de drogas.

En esa oportunidad, los episodios dejaron heridos por balas perdidas y casas de vecinos dañadas por el impacto de proyectiles. La seguidilla de balaceras provocó indignación en los habitantes de la zona, mayormente del Procrear Maipú, localizado frente a ese conjunto de barrios comprendido entre el Nueva Generación, Renacer y Unión y Fuerza, donde se desató el conflicto narco.

Las averiguaciones de los pesquisas sostenían que eran tres los cabecillas de las bandas que operaban que “competían” por el poder: el Samu, el Lulo y el Mati, tal como lo reveló un informe publicado por El Solsiendo este ultimo quien fue asesinado el domingo.

Ante las quejas, se colocó un puesto fijo de Infantería a pocos metros del lugar y también se hicieron operativos sorpresa para prevenir los cruces armados. Esas medidas consiguieron que la violencia menguara en el lugar y durante varios meses reinó la tranquilidad, más allá de enfrentamientos aislados que suelen ser habituales en la zona.

A ocho meses de lo que parecía la solución del problema, uno de los sindicados jefes de las bandas dedicadas al narcomenudeo fue víctima de un ataque letal y hay temor de que los enfrentamientos armados vuelvan a ser frecuentes en las barriadas.

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

© 2019 Copyright.