access_time 07:08
|
15 de mayo de 2019
|

Alerta por la guerra de bandas narco en la Triple Frontera

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1557866209675Infografia%20Triple%20Frontera%20online.jpg

Comprende la zona de los complejos Renacer, Nueva Generación y Soberanía Argentina, principalmente. En el último mes se han registrado decenas de tiroteos y hubo cinco heridos. Cómo se mueven y en dónde actúan las gavillas.

La zona de la triple frontera es conocida por los especialistas en materia de seguridad como uno de los sectores urbanizados más peligrosos del Gran Mendoza.

Decenas de barrios comprenden ese territorio limítrofe entre los departamentos de Godoy Cruz, Luján y Maipú, y miles de familias de clase trabajadora residen allí. Pero, en los últimos años, la actividad delictiva ha proliferado en ese lugar, al mismo tiempo que se fueron construyendo complejos y se consolidaron algunos asentamientos ilegales.

Ese contexto ha provocado que surjan gran cantidad de conflictos armados entre bandas delictivas. En las últimas semanas, los enfrentamientos se han profundizado: decenas de tiroteos se han registrado en la zona maipucina de la triple frontera. Precisamente, tienen lugar entre los barrios Nueva Generación y Renacer, donde gavillas dedicadas a la venta de drogas se disputan el territorio.

La situación no sólo afecta a los habitantes de esos complejos que nada tienen que ver con el mundo del hampa, sino también a los vecinos del flamante complejo Procrear Maipú. Los hechos, que ya fueron advertidos por las autoridades, han llevado a tomar medidas tales como colocar un puesto fijo de la Infantería a pocas cuadras del lugar.

Sin embargo, los enfrentamientos no cesan y han dejado entre los heridos a quienes participan en los tiroteos y también a inocentes.

Si bien fuentes policiales aseguraron que se está desarrollando una investigación con el objetivo de que los responsables del conflicto terminen tras las rejas, hasta ayer no se habían realizado medidas judiciales en las casas marcadas por la comercialización de drogas ni detenciones de integrantes de las bandas.

En paralelo, los propietarios del Procrear solicitaron una reunión con las autoridades para elevar sus reclamos, ya que temen que los hechos puedan afectar sus vidas o la de sus seres queridos. El miedo llegó porque varios de los proyectiles que salen de las armas de los malvivientes en la zona del Renacer y Nueva Generación han terminado impactando en sus casas.

Movimientos, locaciones y sospechosos

Vecinos de la zona mencionada detallaron a El Sol que las balaceras se producen, al menos, día por medio. Las numerosas detonaciones de arma de fuego, que en algunos casos se escuchan a lo largo de 1 o 2 minutos, se han vuelto parte de la vida cotidiana de los habitantes.

Algo que llama la atención a los testigos de los hechos es que las características del sonido que producen las armas utilizadas por los malvivientes hacen creer que estos poseen ametralladoras.

Incluso, fuentes investigativas explicaron que existen fuertes sospechas de que los sujetos utilizan la PA-3 DM, una pistola ametralladora o subfusil de fabricación argentina que fue utilizado por diferentes fuerzas de seguridad y ha sido encontrada en varias oportunidades en poder de grupos delictivos.

De acuerdo con las averiguaciones realizadas por este diario, en el lugar existen tres domicilios que funcionan como base de los grupos dedicados al narcomenudeo, es decir, a la venta de droga en pequeñas cantidades. Uno está localizado en sobre calle de 9 de Julio, a metros de Arenales, en el barrio Renacer.

Justo enfrente, por la misma arteria, pero en el barrio Nueva Generación, está ubicado otro de los quiosquitos. El tercero se encuentra en calle Arenales, en una diminuta villa de emergencia conformada por tres casas, detallan las fuentes consultadas.

Pocos metros son los que separan los “búnker” de las gavillas, razón por la cual los conflictos surgen fácilmente. Pero, además, los soldaditos que están a cargo de la venta al público suelen colocarse sobre una arboleda de calle 9 de Julio y Arenales, que separa el Renacer y el Nueva Generación. Ese punto también está en disputa y allí también se originan los enfrentamientos, que terminan con disparos, corridas y heridos.

Algunos de los integrantes de estas bandas delictivas están identificados por los pesquisas. Principalmente, la banda que tiene base en el Nueva Generación, ya que existen sospechas de que tiene vínculos con un conocido jefe narco del barrio Soberanía Argentina: Ramón Pebete Sosa.

Si bien este personaje se encuentra en la cárcel –cumple una condena por venta de droga y tenencia de arma de guerra–, se cree que su familia continuó con el negocio.

El vínculo con el Pebete surgió a partir de que fue sindicado como integrante de la banda del Nueva Generación un sobrino, conocido como el Samu. De acuerdo con detectives de la zona, este joven está al mando de la gavilla con otra persona, el Mati.

Los pesquisas agregaron que existen otros sujetos identificados, aunque las pruebas sobre la participación de los mismos son escasas. 

Víctimas

Desde mediados de abril se han registrado cinco heridos de arma de fuego producto de los enfrentamientos armados.

La primera víctima sufrió un balazo en una pierna la noche del 19 de abril. El joven, de 22 años, dijo qué estaba trabajando en la casa de su novia, en el Renacer, cuando un conocido pasó por allí y le disparó.

Asimismo, el 1 de mayo, un hombre, de 31 años, oriundo del barrio Soberanía Argentina, sufrió un impacto de bala en una pierna cuando caminaba por un descampado de la zona.

El pasado por la tarde, un intenso tiroteo de casi dos minutos terminó con una joven de 15 años herida luego de que una bala perdida le rozara la cabeza.

Por último, dos nuevos heridos se registraron en las madrugadas del lunes y ayer. En el primero de los hechos, un joven de 24 años fue alcanzado por una bala en un pie cuando estaba en su casa del barrio Unión y Fuerza, colindante al Renacer. En el restante, un muchacho de 23 años resultó baleado en el muslo izquierdo cuando pasaba por calle Arenales.

Se ha comprobado que algunas de las víctimas poco tienen que ver con los hechos, pero otras también son investigadas como posibles partícipes.

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.