Las piezas óseas fueron trasladadas al Museo de San Rafael para que sean examinadas por especialistas que se dedican a la parte antropológica. El Municipio construye una peatonal desde avenida San Martín y Capdevilla hacia el norte, hasta ruta 40 y calle El Planchón. Cuando se realizaban excavaciones frente al Molino Ortega, los obreros descubrieron, primero una pirca de piedras y, a unos tres metros del límite

     
      Este del molino, hallaron después enterrados los huesos, que ahora serán analizados para determinar con exactitud de cuándo datan y en qué circunstancias fueron sepultados en ese sitio. Además, los investigadores tratarán de establecer si las piezas halladas pertenecieron a nativos aborígenes o a inmigrantes que habitaron la zona sureña entre fines del siglo XIX o principio del siglo XX. En principio, tomó intervención en el hallazgo el museo de Malargüe, el que elevará un informe a la Justicia