El sábado arrancó la campaña de vacunación contra el sarampión, rubeola, paperas y polio y la respuesta de los mendocinos fue muy tibia: unos mil niños de entre 13 meses y 4 años (inclusive) accedieron a la inmunización. El público objetivo es de 105 mil mendocinos.

La vacunación es gratuita y obligatoria, se extenderá hasta el 13 de noviembre, es decir, tendrá una duración de 45 días y son muchas las estrategias que los municipios junto con el Ministerio de Salud de Mendoza han ideado para lograr vacunar a la mayor cantidad de pequeños.

Un dato que no es menor es que el Vacunatorio Central también se suma a la campaña. La sede habilita los sábados para vacunar a los menores de 9 a 15.

Ver también: Las estrategias de los municipios para vacunar a los niños contra el sarampión, rubeola, paperas y polio

De acuerdo con lo reportado a El Sol por Iris Aguilar, jefa del Departamento de Inmunizaciones de Mendoza, “hubo muchas consultas por parte de los padres, pero pocos concretaron la vacunación”.

Asimismo, la funcionaria manifestó que “muchos prefirieron inmunizar a los niños durante la semana, con la idea de no arruinar el fin de semana”.

Una consulta recurrente

Una de las preguntas que muchos papás están realizando es si los niños se pueden colocar en simultáneo la vacuna contra el coronavirus y la del sarampión, rubeola, paperas y polio. Ante esto, Aguilar manifestó que “no hay contraindicación para no colocárselas, es decir, pueden ser coadministradas en simultáneo”.

Asimismo, un dato a tener en cuenta es que no todos los centros de vacunación que antes funcionaban contra el coronavirus están habilitados.

De hecho, desde el sábado 1 de octubre dejaron de funcionar la Federación de Box (Ciudad) y el Le Parc (Guaymallén). Previo a esto ya había cerrado el Parque Benegas.

Para tener en cuenta
 

Los niños de entre 13 meses y 4 años que accedan a inocularse no deberán presentar ninguna orden médica ni sacar turno previo. Solo deben presentarse en el sitio ya mencionado con su libreta de salud y su Documento Nacional de Identidad (DNI).

El calendario nacional de vacunación indica la primera dosis de la vacuna contra el sarampión a todos los niños de un año y la segunda, a los cinco. Y la de la polio deben recibirla a los dos, cuatro y seis meses, con un refuerzo a los cinco años.

Así, aproximadamente cada cuatro años se acumula un número de “susceptibles” (entre los que no fueron vacunados y los que no tuvieron una respuesta inmunológica adecuada) que alcanza o supera el número de chicos y chicas que nacen cada año.