access_time 07:03
|
10 de noviembre de 2020
|
|
Investigación de la Policía Federal

La banda narco que vendía 300 dosis por hora e invertía en un barrio privado

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1604956623059Portada%20pareja%20narco.jpg
Norma Gamboa y el "Bicho" Leonardo Cruz, cabecillas de acuerdo con la pesquisa.

Se trata de la organización desbaratada el fin semana. Permitió la incautación de 25 kilos de cocaína y 6 de marihuana en barriadas de Perdriel. Quiénes eran los jefes.

En Mendoza hay organizaciones narco que tienen una escala jerárquica definida. Se observa un jefe o líder, que controla la producción y la distribución en las barriadas, los nexos con los proveedores, fraccionadores y hasta soldaditos (custodian la zona de comercio y avisan sobre personal policial).

El viernes por la mañana, personal de la Delegación local de la Policía Federal desarticuló una banda de estas características dedicada casi al extremo a la comercialización de drogas en pequeñas cantidades que operó en Luján durante años y llegaba a vender entre 200 y 300 dosis de cocaína o marihuana en apenas una hora.

Un negocio de miles de pesos que permitió a los cabecillas invertir en diversos bienes muebles e inmuebles, como autos, motos y la construcción de una coqueta propiedad del barrio privado Valle Verde.

Los policías desarrollaron múltiples allanamientos y secuestraron poco más de 25 kilos de cocaína distribuidos en diferentes domicilios, 6 kilos de marihuana y detuvieron a 15 sospechosos, entre ellos, una menor que custodiaba parte de la mercadería en un búnker y al señalado capo del grupo delictivo, Leonardo Fabio Cruz (25), un hombre conocido en la calle como el "Bicho o Bichito" y que se hacía llamar Sebastián para intentar despistar a quienes fueran tras él.

Su mujer Norma Gamboa Pallero, alias Pelusa, también cayó en las redes policiales, al igual que una hermana, Yanet Cruz. Ambas están marcadas como acopiadoras de la sustancia y colaboradoras cercanas en la venta, comentaron fuentes policiales a El Sol.

Todos los protagonistas, agregaron, tenían un mecanismo aceitado para el comercio de las sustancias al mejor estilo narcomenudeo porque contaban con el búnker y la “ayuda” de algunos vecinos que cobraban unos pocos pesos a cambio de fraccionar la droga en dosis tipo nudo o raviol para luego llegar a los consumidores a través de un típico pase de manos.

La banda del "Bicho" comercializaba las dosis de cocaína en bolsitas de 500 y 1.000 pesos, describieron los pesquisas. Por eso, los sabuesos entendieron que estaban frente a un negocio que movía mucho dinero y con total impunidad.

Durante las medidas del viernes, secuestraron entre 300 mil y 400 mil pesos que serían producto de las ganancias de los malvivientes y otros elementos de corte y fraccionamiento que los comprometen.

La investigación federal duró diez meses. Hubo trabajos de campo e identificación de los integrantes de la banda que tenía el control de gran parte de las barriadas de dos distritos, Perdriel y Ugarteche.

La mayoría de los narcos habitaron en algún momento en el Bajo Luján y formaron parte de las familias que fueron relocalizadas a fines del año pasado en distintos sectores de la comuna citada gracias a un plan millonario de construcción de viviendas.

Todo relacionado

La investigación para atrapar al "Bicho" Cruz y a sus seguidores nació a principios de este año, cuando hallaron pruebas contundentes para relacionarlo con otro hombre que habían investigado y detenido los efectivos federales, el Mozo. 

Ver también: Clan narco La Familia: así cayó el "Mozo", uno de los prófugos

Este sujeto de 33 años llamado Neri Alberto Navarría fue apresado a mediados de noviembre del año pasado por estar sospechado de tener contacto directo en el accionar delictivo con otro presunto líder narco, Leandro Damián Morales, también detenido ese mes del 2019 y máximo responsable del clan La Familia, como bautizaron a la gavilla que fue desarticulada en Luján.

La reconstrucción que hicieron los policías sostiene que el "Bicho" Cruz le compraba la droga al Mozo, quien a su vez tenía relación y contacto directo con Morales.

Apresados el "Mozo" Navarría y Morales (tienen que ir a juicio por el secuestro de 15 kilos de marihuana, casi 500 dosis de LSD y 6 kilos de cocaína), el "Bicho" se quedó con gran parte del negocio en Perdriel.

Ver también: Quiénes son los presuntos cabecillas del clan narco La Familia y los prófugos

Por eso, la pesquisa federal permitió conocer que había una construcción en el barrio Terrazas del Río en donde se acopiaba y vendía la droga.

Ese domicilio estaba conectado con otro del "Bicho" y por las noches se iban turnando para custodiar la mercadería.

Los bolsos con la sustancia se pasaban de una casa a la otra en horas de la noche para evitar ser detectados, detallaron los investigadores. Una menor de edad era la que pasaba algunas noches en ese lugar.

Los policías confirmaron que la banda tenía, al menos, cuatro quiosquitos para comercializar las dosis de cocaína y marihuana. Y detectaron que los clientes llegaban en vehículos o caminando y hacían cola para las transacciones.

Así fue como, después de meses de investigación, el viernes se desarrollaron 11 allanamientos en barrios como el Renacer Este y Oeste, Nueva Vida (allí dieron 13 kilos de cocaína) y Los Palmeras, además del complejo privado. Hubo 14 detenidos (sin contar la menor de edad) y la mitad fueron mujeres.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.