access_time 20:52
|
21 de noviembre de 2019
|

Millonario secuestro de drogas y autos

Clan narco La Familia: así cayó el "Mozo", uno de los prófugos

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1574378187429Portada%20Navarri%CC%81a.jpg
Neri Alberto Navarría tenía drogas en su poder cuando fue capturado en Luján.

Se trata de Neri Alberto Navarría, de 32 años. “Tenía una buena vida y trabajaba en un restaurante familiar”, contó una fuente de la causa. De allí el alias que usaban los pesquisas. Se sumó a los otros siete detenidos. Resta atrapar a una mujer más.

La investigación federal para terminar de capturar a todos los sospechosos de integrar el clan narco La Familia tuvo uno de sus capítulos más importantes el martes por la tarde, cuando atraparon a otro de los señalados cabecillas de la organización.

Se encontraba prófugo luego de los allanamientos masivos de la semana pasada, que permitieron la incautación de drogas y millones de pesos.

Se trata de Neri Alberto Navarría, de 32 años, en pareja y con tres hijos, quien tenía pedido de detención emanado por la Justicia federal.

Domiciliado en el barrio 21 de Julio de Luján, fue sorprendido en la zona de calles de Confraternidad Ferroviaria y Jufré, en ese mismo departamento.

Se encontraba sin documentos e intentó escapar cuando la Policía Federal lo detectó.

La instrucción sostiene que era una de las patas más destacadas de la gavilla narco, junto con Leandro Damián Morales y su pareja, Lorena Estefanía Moyano, quienes se encuentran a disposición del fiscal Fernando Alcaraz y el juez Marcelo Garnica desde que se desarrollaron las primeras medidas.

Con esta novedad, ya son ocho los acusados detenidos en la causa que permitió el secuestro de más de 15 kilos de marihuana, casi 500 dosis de LSD y 6 kilos de cocaína, además de millones de pesos en billetes de distinta denominación y autos de alga gama que habrían sido adquiridos con dinero proveniente de la comercialización de drogas en el Gran Mendoza.

Sólo restaría detener a una mujer, la madre de Morales, para cerrar el círculo de sospechosos.

ver también: Quiénes son los presuntos cabecillas del clan narco La Familia y los prófugos

Tal como publicó a principios de semana El Sol, Neri Navarría era uno de los prófugos de la causa. No lo habían podido atrapar cuando se hicieron siete allanamientos simultáneos en diversos barrios de Godoy Cruz y Luján el sábado 12.

Este hombre era llamado por los pesquisas como el "Mozo", ya que trabajaba los fines de semana en un restaurante familiar ubicado a metros de la plaza España, sobre calle Montevideo, señalaron las fuentes.

Tras ser detenido y llevado a la U-32 –el centro de detención federal–, el "Mozo" Navarría prefirió no hacer uso de su derecho de declarar. Igualmente, se supo que dijo que también era repuestero y que vivía con su mujer y tres hijos en una casa alquilada.

Más allá de esto, las fuentes agregaron que, cuando trascendió que tenía pedido de detención, su pareja, quien trabaja en la Municipalidad de Capital, lo echó de la casa que compartían, explicaron policías consultados por este diario.

La pesquisa federal sostiene que, en principio, formaba parte de la organización dedicada a la venta de sustancia. Por eso, la Justicia federal lo acusa por tenencia de droga con fines de comercialización, agravado por la participación de tres o más personas.

Es más, al momento de la detención tenía en su poder un envoltorio compactado de marihuana, un librillo para armar cigarrillos y también cocaína, contaron fuentes policiales.

La investigación por la megabanda se inició hace varios meses y tuvo escuchas telefónicas que confirmaron la relación entre los sospechosos.

El modus operandi, aseguraron los investigadores, era recibir pedidos de drogas a través de mensajes de WhatsApp o de texto y llamadas y enviaban la mercadería con deliverys.

Si bien Leandro Morales tenía base en un domicilio de calle Colón de Ciudad, la comercialización de la droga era en todas las comunas del Gran Mendoza.

La instrucción también tiene a un ciudadano belga llamado Edouard Pierre Jules Sebastien Funk, apodado Gallego, entre los detenidos.

Tras una captura

La investigación por el clan La Familia tiene ocho detenidos. Para los detectives, queda una sospechosa en la calle: se trata de la madre de Leandro Moyano, uno de los líderes, quien está identificada como Mirta Jofré.

Comentarios de la nota

© 2019 Copyright.