Oriana Sabatini contó en el programa de Nico Occhiato en Luzu TV, que está estudiando tanatopraxia, profesión que se encarga de preparar los cuerpos para los velorios.

La cantante fue invitada al programa en medio de la presentación de su última canción llamada “Sola”. Luego de preguntas sobre su situación laboral y su vida en Roma, sorprendió al equipo de “Nadie dice nada” cuando confesó que sentía pasión por estar con cuerpos sin vida.

“Me resulta apasionante estar con un cuerpo sin vida“, aunque confirmó que aún no ha estado frente a un cadáver, ya que, por ahora, está realizando el curso a distancia.

“Todavía no interactué con un cuerpo sin vida, pero va a pasar. El curso es online porque no puedo estar en España, que es donde se hace. Pero cuando termine toda la teoría debo hacer la práctica”.

También se encargó de aclarar en que consiste la tanatopraxia y en que se diferencia de la tanatoestetica. “Está la tanatoestética, que es más que nada la parte del maquillaje. Y después, la tanatopraxia, que es el abrirlos, sacarles los órganos, formol, etc.”.

“Siempre hice chistes sobre estudiar medicina y ahora, de grande, me empecé a replantear un poco todo. Me apasiona la medicina forense, pero creo que es un compromiso muy grande que no sé si estoy preparada para tomar, porque quiero trabajar en la música. Entonces descubrí esto de la tanatopraxia y me enteré de que se podía estudiar haciendo un curso bastante corto, así que dije: ¿Por qué no?“, cerró Sabatini ante la mirada atónita de los conductores.