Erling Haaland convirtió este domingo su primer triplete del año, el cuarto desde que llegó a la Premier League, en el triunfo de Manchester City sobre Wolverhampton por 3-0, de local, en la continuidad de la 21ra. fecha

Si nada se tuerce, el noruego pulverizará registros esta temporada. Sus cifras son espectaculares. Con los tres tantos que marcó al Wolves, alcanzó los 25 esta temporada en 19 partidos de la Premier League. Ya ha celebrado más que los máximos goleadores de las cuatro anteriores temporadas (Son Heung-min y Mohamed Salah marcaron 23 en la 2021/22, los mismos que Harry Kane y Jamie Vardy en la 2020/21 y en la 2019/20, respectivamente).

Enfrente tuvo a un rival al que el City dejó absolutamente ko desde el principio. El equipo de Pep Guardiola no tardó en embotellar al Wolves, encerrado en su parcela del terreno de juego desde que el árbitro David Coote pitó el inicio del duelo. Durante toda la primera parte, acumuló un aviso tras otro ante la incapacidad de su rival de generar absolutamente nada.

El central Nathan Collins agigantó su figura para aplazar la tragedia. Durante 40 minutos, fue un muro inexpugnable para el City, que en muchas ocasiones se topó con la fiereza y la calidad del gigantón (1,93) irlandés. Sin embargo, no puedo evitar un carrusel de ocasiones que inició Haaland a los 18 minutos con un disparo que atajó José Sá.

Al aviso de Haaland le siguieron el de Ilkai Gündogan (cabezazo por encima del arco) y el de Rodri Hernández (disparo lejano que se marchó fuera por poco) que dieron paso al primer tanto del jugador noruego, que abrió el marcador con un cabezazo con el que aprovechó la décima asistencia de la temporada de Kevin De Bruyne.

En el segundo tiempo, el City no frenó su marcha y en apenas diez minutos Haaland acabó con cualquier intento de remontada del Wolves. Primero, acertó en un penal cometido por Rúben Neves sobre Gündogan; y, después, aprovechó un error del arquero rival para firmar otro triplete, el cuarto en partido oficial desde que firmó por el equipo de Manchester.

Sus dos tantos no bajaron las revoluciones de sus compañeros. Sustituido por Julián Álvarez y ovacionado por la afición del Etihad, sin el noruego los hombres de Guardiola continuaron con el espectáculo. No consiguieron aumentar la renta, pero certificaron una victoria con la que se colocaron a dos puntos del Arsenal (tiene dos partidos menos) gracias a la insaciable voracidad de Haaland.

El noruego, de apenas 22 años, se encamina a romper los récords de Andy Cole y Alan Shearer, quienes anotaron 34 tantos en las temporadas 1993/94 y 1994/95, respectivamente, ya que todavía tiene 18 fechas por delante.

Además, el “Androide” se convirtió en el primer jugador en marcar 25 goles en su primera experiencia en la Premier League y superó al “Kun” Sergio Agüero, quien hizo 23 en 2012 cuando llegó desde Atlético de Madrid, y también al español Fernando Torres, autor de 24 conquistas en 2008.

Este fue el cuarto triplete para el ex Borussia Dortmund en Inglaterra, que ya lleva 31 goles en 26 encuentros con los “Ciudadanos”.