El estadio Malvinas Argentinas será el escenario en la noche de este jueves del enfrentamiento entre River Plate y Talleres de Córdoba por la Copa Argentina. Pero la previa, en un día soleado y con temperaturas un poco más amables, empezó horas antes entre los hinchas millonarios y de la T, que incluyó un infaltable asado en los sectores cercanos del Parque General San Martín.

Desde el mediodía, contingentes de fanáticos, pero principalmente de Córdoba, llegaron, se instalaron y cerca del mediodía tiraron la parrilla e hicieron brasas. No faltó el fernet.

El Ministerio de Seguridad de Mendoza dispuso para el partido la presencia de 800 policías que custodiarán el interior del estadio y el personal restante se distribuirán en las periferias del Parque General San Martín.

Asimismo, las autoridades indicaron que en los ingresos a la cancha habrá puestos de control e identificación de personas mediante el uso de los aparatos tecnológicos por parte de uniformados de la provincia.

La apertura de puertas para el ingreso del público será a las 19.

Hay que decir que las dos facciones no se juntaron, ya que el operativo permitió que hinchas cordobeses tengan su ingreso desde el Zoológico, mientras que los fanáticos del “Millo” lo harán por el costado este.