Comer mariscos mientras se descansa frente al mar es una tradición de miles de turistas que eligen vacacionar en las costas argentinas. Sin embargo, muchos no saben que son alérgicos a éstos ni cómo reaccionar ante un hecho así.

El usuario de Twitter @neroblues7, quien se presenta como médico, detalló una de las experiencias en la que le tocó salvar la vida a una mujer que había tenido un episodio de alergia a unas rabas que había consumido en Miramar.

El hecho que describe ocurrió el martes 17, cuando el profesional de la salud se alistaba para descansar en la playa y le avisan que están pidiendo un médico urgente en un parador lindante.

Cuando llega al lugar solicitado se encuentra que la persona que presentaba la urgencia era una mujer asmática, pero que el episodio que presentaba no sería por esta afección a las vías respiratorias.

Cuando le preguntó al marido de la mujer que habían consumido y si era alérgica algo, el sujeto le respondió: “Recién comimos unas rabas”. Mientras la situación de la mujer empeoraba, se inflamaba cada vez más su rostro y se desesperaba porque no podía respirar.

Finalmente, la historia tuvo un final feliz y @neroblues7 hasta se acercó al hospital a ver a la paciente que se recuperaba. Cuando una seguidora le consultó si este episodio podía ser producto de que la mujer consumía por primera vez rabas, categóricamente respondió: “No, ya tuvo que tener exposición previa al alergeno para generar una reacción así”.