El lugar elegido fue una empresa dedicada a la venta y distribución de materiales de construcción de Luján. Actuaron tres malvivientes que cubrían medianamente sus rostros. Uno llevaba un arma de fuego tipo pistola para amedrentar a los presentes.

Las víctimas fueron cinco: una clienta, una arquitecta, el gerente, un maquinista y el empleado de seguridad. En pocos minutos, la banda se llevó una importante cantidad de dinero efectivo, teléfonos celulares y un auto para darse a la fuga.

El hecho de inseguridad ocurrió la tarde de este martes en el local Himan Materiales, ubicado en Boedo y Acceso Sur de Carrodilla. No hubo lesionados pero se vivieron momentos de tensión.

A las 15,.30, de acuerdo con la información a la que accedió El Sol, el trío de asaltantes ingresó a pie y redujo a las primeras dos víctimas: el uniformado de seguridad y el maquinista.

Ambos fueron llevados al salón donde se realizan las ventas. Allí se encontraba el gerente con la clienta y también fueron abordados mediante amenazas.

Con el control parcial de la situación, a la clienta, de 39 años, le robaron 266.000 pesos, dos celulares Samsung, una mochila, tarjetas varias y su vehículo, un Ford Focus rojo.

Mientras el asalto se perpetraba, uno de los integrantes de la gavilla se dirigió hasta la oficina donde se encontraba una arquitecta, de 28 años. A ella le sustrajeron dos teléfonos marca Motorola negros modelos G22 y E20.

Con todo el botín en su poder, los ladrones escaparon en el Focus que se encontraba estacionado con el motor encendido frente al salón de venta del negocio.

Las víctimas dieron aviso al 911 y a los pocos minutos llegaron un par de patrullas. Al ser consultadas, describieron a los delincuentes. Dijeron que uno era robusto, que llevaba lentes y remera negra y que medía 1,70 aproximadamente.

Agregaron que otro era un poco más chico de estatura (1,65) y que vestía camisa y pantalón de jeans celeste.

Por último, al detallar las características físicas del último de los autores, el que portaba un arma de fuego tipo pistola calibre 9mm, dijeron que también medía 1,70 y llevaba puesto un barbijo, remera verde y una mochila oscura.

Efectivos de Robos y Hurtos comenzaron a trabajar en el caso, al igual que Personal de Científica que se trasladó hasta la escena. Por fuentes policiales, trascendió que no hubo detenidos.