Este miércoles, cerca de las 13, un micro que viajaba desde la provincia de Buenos Aires a Mendoza volcó en la ruta nacional 7. La primera hipótesis apunta a que el accidente del colectivo que trasladaba a hinchas de Boca, que dejo como saldo fatal la muerte de Paola Emilce Fleitas (32), fue provocado por la explosión de un neumático delantero. Sin embargo, expertos del sector del transporte sostienen que difícilmente esa sea la única explicación de la tragedia.

Los interrogantes sobre si el colectivo y los choferes estaban habilitados para realizar viajes de larga distancia fueron rápidamente respondidos por la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT), desde donde informaron que tanto el micro como los conductores contaban con las habilitaciones necesarias para poder circular.

Si bien se aguardan los resultados de las pericias mecánicas para confirmar las causas del vuelco, especialistas consultados por El Sol pusieron en duda la hipótesis inicial. En tal sentido, Mauricio Badaloni, uno de los propietarios de Andesmar, remarcó que “es improbable que un colectivo vuelque solo por la explosión de un neumático, más allá de otras variables como el exceso de velocidad o la pericia del conductor”.

En la misma línea Jorge Vitar, propietario de Vitar Producciones, coincidió en que “es improbable que un colectivo vuelque solo por la explosión de un neumático”.

“Puede haber otros factores, como problemas en un rulemán o en la cinta de frenos del colectivo, que lleven a que el conductor no pueda dominar el rodado si un neumático explota“, agregó el empresario. Y detalló que “el dibujo de la cubierta tiene que tener aproximadamente 2 centímetros de profundidad en las canaletas”.

Por su parte, David Bizzotto, empresario relacionado con el transporte de carga, dio detalló que “los neumáticos tienen una vida útil de entre 100 y 120 mil kilómetros, pero se deben ir rotando cada 30 mil, ya que sufren desgastes propios del andar“.

“Las ruedas delanteras, llamadas direccionales, siempre tienen que tener las cubiertas en excelente estado, porque si se revientan pueden producir este tipo de accidentes” concluyó Bizzotto.

Por otra parte, un transportista de carga pesada que se comunicó con El Sol, agregó que en ese sector de la ruta 7, a la altura del autódromo Jorge Ángel Pena de San Martín, existen irregularidades que complican a los conductores que no conocen el camino. “En la zona del accidente, la ruta tiene ondulaciones que hacen muy difícil la conducción de vehículos pesados, y más de colectivos que son muy altos. En esa zona, romper una cubierta tiene un riesgo de vuelco cercano al 70%”.

Controles

Badaloni además destacó la importancia de que a la hora de viajar se elijan siempre empresas que salgan desde una terminal autorizada.

Los colectivos que salen de una terminal oficial son controlados siempre por la CNRT, donde no solo se verifica el estado del vehículo, sino también que los choferes cuenten con la documentación necesaria para viajar, así también como las horas de sueño correspondientes”, explicó.

También Gabriela Segovia, funcionaria de la CNRT en Mendoza, recalcó la importancia de salir desde un lugar autorizado. “Es la única forma que tenemos desde el ente de revisar que tanto el vehículo como los choferes estén en condiciones de realizar el viaje“, indicó.

Segovia además agregó cuáles son los principales controles que se realizan en los coches antes de salir de viaje: “Del colectivo se comprueba que la documentación esté en regla, con sus respectivas habilitaciones para viajar, como su RTO vigente, una inspección de los neumáticos antes de salir y que tenga todas las medidas de seguridad correspondientes como matafuegos y martillos rompe cristales”.

“Además, se controla que los conductores tengan su carnet de conducir en condiciones como las horas de descanso correspondiente, se verifica la ruta del colectivo y que la cantidad de pasajeros no supere la capacidad del mismo” finalizó.

Para comprobar la habilitación y las autorizaciones correspondientes para circular en regla, tanto de los vehículos como de los conductores, se puede ingresar al sitio web de la CNRT y realizar las consultas. Asimismo, a través del 0-800-333-0300.