La pandemia hizo que los chilenos dejaran de celebrar sus Fiestas Patrias en Mendoza debido al cierre de fronteras. La última vez que cruzaron la cordillera fue en 2019 y se calcula que fueron unos 30 mil turistas trasandinos que coparon la provincia. Este año, la festividad se concretará del 16 al 19 y se estiman que miles de chilenos visitarán tierras cuyanas.

Las autoridades del Paso Cristo Redentor alertaron que, este fin de semana, seguirán sin implementar los controles integrados para los turistas. En un comunicado firmado por Justo José Báscolo, coordinador general argentino de ese paso fronterizo, detallaron que esperan un “gran movimiento”, pero explicaron que la integración de los controles prevista para inicios de este mes no se pudo aplicar. 

“La implementación requiere una fase de prueba previa de no menos de siete días, la cual no pudo realizarse”, indicó Báscolo y agregó que, instrumentar los controles integrados sin el funcionamiento de los sistemas de control simplificado, “requería un gran número de funcionarios para lo cual no hay capacidad de alojamiento en el Centro de Fronteras Los Horcones”.

Ver también: Mendoza espera una invasión de chilenos e impulsa estrategias para “no aburrirlos”

De esta manera, consideraron “imprudente” asumir la responsabilidad porque podía implicar un mal funcionamiento de los mismos durante el feriado largo chileno. Sin embargo, señalaron que llevarán al máximo la capacidad de puntos de control para una rápida y mayor atención de los viajeros que entran y salen de Argentina.

Además, coordinaron con Gendarmería Nacional la instrumentación de puestos de control tanto en Punta de Vacas como en Las Cuevas para informar a los usuarios del corredor internacional que deberán realizar de forma obligatoria  los trámites de entrada/salida en ambos países.