access_time 08:05
|
10 de abril de 2021
|
|
Malargüe – Parte 1

Fotos y videos: viaje al centro del sorprendente volcán Malacara en Malargüe

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1618014883057Volcan%20Malacara%20c%C3%A1rcava.jpg
Interior de una de la cárcavas del volcán Malacara. Foto: Gema Gallardo.

Debe su origen a una erupción hidromagmática y fue descubierto por una geóloga argentina. Actualmente, se puede recorrer siguiendo un protocolo por el Covid-19.

La belleza del volcán Malacara es tan excéntrica que podría ser un escenario perfecto para Star Wars. Ubicado a poco más de 40 kilómetros al sureste de la Ciudad de Malargüe, en Mendoza, tiene una altura de 1.800 msnm y es uno de los pocos volcanes en el mundo que se puede recorrer por dentro. Su nombre hace referencia a un tipo de caballo de cara manchada.

La historia de su descubrimiento es prácticamente reciente y es muy emotiva tanto para su descubridora como para la familia a la que le pertenece el terreno donde está ubicado. Hasta el año 2000, el Malacara no era más que un cerro para la familia Quezada y para los habitantes de la zona. Pero un día todo cambió para esos pobladores cuando la geóloga Corina Risso llegó al puesto La Batra y sorprendió a don José diciéndole que tenía un volcán en el patio de su casa.

Ver también: Los secretos de la Mendoza nativa que guarda el Cerro Tunduqueral

“Mi papá no podía creerlo. Nadie en la familia podía creer lo que Corina nos contaba. Para nosotros era un cerro más. De pequeños, mi papá no nos dejaba jugar en sus galerías internas porque tenía miedo de que nos apareciera un puma o un gato andino y nos atacara”, contó Estela Quezada a El Sol.

La mujer junto a su padre y sus hermanos Graciela, Isabel y Beto fueron testigo de la emoción que la geóloga sintió por entonces al realizar este descubrimiento. “Mi hermano Beto la acompañó en un caballo a recorrer el volcán. Ella decía que era increíble lo que veía porque estaba todo lo que había estudiado en los libros”, recordó Estela, quien junto a sus hermanos y luego de la muerte de su padre, se hicieron cargo del emprendimiento turístico que permite recorrer esta maravilla de 20.000 años.

“Corina fue la promotora de que mi padre abriera las puertas al público. En 2007, comenzó con cabalgatas y, en 2015, empezamos con los trekking”, detalló la malargüina, que junto a su esposo Ángel atienden el restaurante que está en el ingreso al predio.

Ver también: Los mitos de la Pampa del Durazno, el vórtice energético de Tunuyán

Un volcán hidromagmático

Al sur de Malargüe, se extiende un gran distrito volcánico de 36.000 Km2 en el que hay dos áreas naturales protegidas: la laguna de Llancanelo y la Payunia. Corina Risso es geóloga del Departamento de Geología de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA, quien al portal periodístico de esa casa de altos estudios señaló: “En un libro de volcanología uno puede ver que hay distintos tipos de volcanes y distintos tipos de productos volcánicos, todo eso está en la Payunia. Depende de dónde vayas, tenés los grandes volcanes, como el Payún Liso; las grandes calderas, como la del Payún Matru; los volcancitos chiquitos como Los Morados y, además, están los volcanes hidromagmáticos, como el Malacara. Lo maravilloso es que en pocos kilómetros podés hacer una clase completa de volcanología porque lo que vas mostrando está todo junto”.

Ver también: Isidris, “el centro energético” que visitan miles de personas al año: habla su descubridora

De acuerdo con esa publicación, Risso investigó volcanes en la Antártida hasta 1998 y luego se dedicó a investigar volcanes de tipo hidromagmático en el resto del país. Así es como llegó a Mendoza. “Eran cerros. Cuando yo empecé a trabajar, todos estos eran, para la gente del lugar, cerros. Empecé a decir que eran volcanes y me miraban entre impresionados y descreídos. Hoy se sabe que hay 865 volcanes”, señaló la investigadora al sitio Nexciencia.exactas.uba.ar.

Ver también: El parque de las artes en medio de la cordillera que te conecta con el Universo

De acuerdo con Risso, los volcanes hidromagmáticos tienen una característica especial ya que durante el proceso de erupción se encuentran con una capa de agua subterránea con lo cual la primera etapa de la formación es hidromagmática. Es decir, una fusión de lava y agua, lo que multiplica la violencia del proceso, y forma depósitos de color amarillo, los últimos depósitos se quedan sin agua, y son de color negro.

El volcán Malacara está inactivo y los depósitos de lava desmoronados y luego erosionados por el viento forman las cárcavas, que son los pasadizos por donde circulan los turistas que visitan el lugar.

Ver tambiénOrgullo cósmico: el Observatorio Pierre Auger, único en el mundo

¿Cómo llegar a la roca amarilla?

Para llegar hasta el Malacara desde Malargüe hay que realizar 22 kilómetros por asfalto y 24 kilómetros de ripio –la mayor parte con serrucho bastante marcado por lo que se debe transitar despacio-. Una vez que uno llega al puesto es recibido por los integrantes de la familia Quezada. Sin embargo, la excursión es realizada por guías profesionales que pertenecen a ese departamento.

Desde el ingreso al predio hay que ir en auto hasta la base del volcán donde comienza una caminata de tres kilómetros. Para realizarla hay que tener en cuenta que el trekking tiene un grado de dificulta que implica trepar algunas piedras en determinadas zonas del recorrido.

Ver también: El mendocino que fue parte del hallazgo de una nueva especie de dinosaurio carnívoro

El aire que se respira huele a jarilla y a la vegetación típica de la zona montañosa de Mendoza. Sin embargo, los colores y las formas del paisaje son únicos y todos los mendocinos deberían conocerlo.

Los guías explican que el viento y las lluvias modifican constantemente el paisaje. Por lo tanto, quienes transiten en más de una oportunidad por sus pasadizos y cárcavas notarán este detalle.

Ver también: Por este motivo no hay que hacer asado con jarilla

Para visitar el lugar hay que sacar una entrada que cuesta 800 pesos para los adultos y 650 para los jubilados. Los niños pequeños no pagan tickets. El pase de ingreso se puede conseguir en las agencias de turismo de ese departamento o se puede optar por esta excursión al adquirir el paquete de Malargüe con el Sale Finde.

¡Visitarlo es una experiencia única!

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.