access_time 08:16
|
12 de diciembre de 2020
|
|
Una ventana al Universo

Orgullo cósmico: el Observatorio Pierre Auger, único en el mundo

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1607735709560Detector%20de%20Fluorescencia%20pierre%20auger.jpg
Detector de fluorescencia del Observatorio Pierre Auger.

Es el más grande del mundo en su tipo y un logro importantísimo de los científicos argentinos. ¿Cómo hacer para conocerlo? Todos los datos en esta nota.

El mayor observatorio de rayos cósmicos del mundo está en nuestra provincia y este año conmemoró su 21 aniversario. Así, hace más de dos décadas, Argentina se sumaba al desafío de detectar estos rayos de altas energías con la instalación de un observatorio en el sur mendocino: el Pierre Auger, denominado así en honor al físico francés.

El Observatorio Pierre Auger es el instrumento científico de mayor superficie jamás construido, cubriendo un área de 3.000 km2, en Malargüe y San Rafael, con el objetivo de dilucidar las propiedades fundamentales de los rayos cósmicos más energéticos del Universo.

Este observatorio revolucionó el estudio de radiación cósmica con medidas de una precisión sin precedente. La pregunta es: ¿los mendocinos son consciente de la importancia mundial que tiene este lugar y sus investigaciones? La respuesta la da una de las científicas más respetadas y reconocidas del país, Beatriz García: “Los mendocinos ignoran lo que pasa allí. El lugar es muy visitado pero, por alguna extraña razón, lo desconocen”, afirmó la doctora en Astronomía especializada en Astrofísica.

Ver también: Estos son los eventos astronómicos de diciembre que no hay que perderse

¿Cómo surge este observatorio y por qué en suelo mendocino?

Tras las gestiones de científicos argentinos, el gran proyecto llegó al país luego de que, en 1995, un grupo de 140 físicos e ingenieros se reunieran en el laboratorio del Acelerador Nacional Fermi (Estados Unidos), para completar el diseño del detector para el observatorio Pierre Auger.

Tras conseguir el apoyo de la Asociación para la Investigación en las Universidades y la Fundación Nacional de Ciencia de Estados Unidos, la Unesco y la Fundación Grainger, se concretó un informe que explicaba la motivación científica del proyecto, una visión de los posibles sitios y una estimación de costos. Solicitando fondos de los países participantes, que en ese momento venían de Alemania, Argentina, Armenia, Australia, Brasil, China, Egipto, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón, Reino Unido, Rusia, Sudáfrica, Suecia y Vietnam.

Para el experimento -propuesto por el físico nuclear James Cronin (premio Nobel de Física en 1980)  y el físico Alan Watson-, se preseleccionaron sitios en Sudáfrica, Australia y Argentina. Pero la selección final recayó sobre Pampa Amarilla, en los departamentos de Malargüe y San Rafael.

Para esta decisión se tuvieron en cuenta diversos aspectos, como la existencia de una gran planicie de más de 3.000 km2, con un terreno poco accidentado y accesible, una atmósfera pura con aire limpio y poca contaminación lumínica y la existencia de infraestructura local. También, se tuvo muy en cuenta la existencia de grupos argentinos de investigación interesados en llevar adelante el proyecto y el apoyo brindado por el Gobierno nacional, provincial y municipal”, destacaron desde el Observatorio y agregaron que Pampa Amarilla cumple además con una serie de requisitos técnicos, como el de hallarse a una altura sobre el nivel del mar de entre 1.200 y 1.400 metros, no presenta temperaturas muy extremas y está ubicado a una latitud de 35º, adecuada para observar todo el hemisferio sur del cielo”.

Ver también: Los secretos de la Mendoza nativa que guarda el Cerro Tunduqueral

¿Qué investiga el Pierre Auger?

Allí, se investigan los rayos cósmicos que son partículas que llegan desde el espacio y bombardean constantemente la Tierra desde todas direcciones. En el sitio web del lugar explican que “la mayoría de estas partículas son protones o núcleos de átomos. Algunas de ellas son más energéticas que cualquier otra partícula observada en la naturaleza. Los rayos cósmicos ultraenergéticos viajan a una velocidad cercana a la de la luz y tienen cientos de millones de veces más energía que las partículas producidas en el acelerador más potente construido por el ser humano”.

La investigadora Beatriz García explicó que el Observatorio usa una técnica combinada para estudiar la naturaleza de los rayos cósmicos: por un lado, un detector de fluorescencia capta la luz que produce en la atmósfera la cascada de partículas resultante de la interacción del rayo cósmico con un núcleo de la atmósfera. Por otro, una red de detectores de superficie -unos 1.600 tanques rellenos con 12.000 litros de agua pura-, mide los componentes de las partículas que llegan al suelo.

Ver también: Mendoza antigua: la provincia como la vieron tus abuelos

¿Quiénes trabajan en el Pierre Auger?

La colaboración internacional depende de 17 países participantes: Alemania, Argentina, Australia, Bélgica, Brasil, Colombia, Eslovenia, España, Estados Unidos, Francia, Italia, México, Países Bajos, Polonia, Portugal, República Checa y Rumania.

Hay alrededor de 400 científicos, de 90 instituciones de estos países. Y en planta permanente tenemos un staff de 40 personas, personal de mantenimiento, técnicos, ingenieros y físicos”, señaló Analía Cáceres, del área de Divulgación Científica, quien agregó que “los investigadores vienen durante el año, de acuerdo al trabajo que tengamos que realizar en el Observatorio. También tenemos dos reuniones anuales, donde viajan cerca de 200 investigadores para discutir los avances del proyecto. Este año por la pandemia, nuestros encuentros han sido virtuales”.

Ver también: Eclipse solar: todo lo que tenés que saber para poder disfrutarlo

¿Cómo hay que hacer para visitar el Observatorio?

Cáceres explicó que, anteriormente a la pandemia, el lugar recibía más de 10.000 visitas anuales. Este año, con covid-19 de por medio, abrieron con un estricto protocolo y para visitarlo hay que sacar turno a través de la web.

Hay cuatro turnos por día: de 11 a 11.30, de 12 a 12.30, de 16 a 16.30 y de 17 a 17.30. La entrada es gratis y el máximo de visitante por turno es de cuatro personas, sólo para el caso de familias se aceptan hasta seis. 

“La sala para el visitante ofrece una muestra interactiva permanente, no tienen ningún costo. La visita es autoguiada, el visitante recibe una guía orientativa para recorrer la sala, la cual cuenta con material científico con el que trabaja el experimento: maquetas, vídeos, detectores en tiempo real y posters detallados que permiten comprender el objetivo y trabajo del Observatorio”, concluyó Cáceres.

 

 

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.