Con los proyectos de Impositiva y de Presupuesto 2023 ya presentados en la Legislatura, el ministro de Hacienda, Víctor Fayad, explicará este lunes el rumbo que tomará el Gobierno de Rodolfo Suarez en su último año de gestión.

El Poder Ejecutivo envió a la Cámara de Diputados el paquete de leyes que estructurarán el funcionamiento del Estado provincial el año próximo. Apunta a reducir impuestos y no incluye el “roll over” para refinanciar la deuda provincial.

Los alcances de los proyectos de Avalúo, Impositiva y Presupuesto serán explicados por Fayad, quien asistirá a la Legislatura este lunes para exponer sus detalles.

En el año electoral, Mendoza contará con un presupuesto total de $770 mil millones, estructurado en función del proyecto que el ministro de Economía nacional, Sergio Massa, presentó en el Congreso días atrás.

Aunque desde la Provincia cuestionaron que allí se haya proyectado una reducción de la inflación al 60% para 2023, y un déficit del 1,9% para cumplir las metas acordadas con el Fondo Monetario Internacional (FMI), indicaron que están “obligados a tomar pautas macrofiscales” de la Nación.

Deuda

Uno de los aspectos destacados de la iniciativa, y que genera más rispidez con el peronismo, es el relacionado con los compromisos de pago que tiene Mendoza, ya que el próximo periodo tendrá que afrontar vencimientos por unos US$128,7 millones.

En gestiones anteriores, el radicalismo intentó que la Legislatura apruebe “rollear” la deuda, es decir, “renegociar en mejores condiciones”, sin embargo, no obtuvo el acompañamiento de la oposición.

Esta vez, el Ministerio de Hacienda optó por no incluir ese artículo en el proyecto y recurrir a la Ley de Administración Financiera (8.706), que “autoriza a administrar pasivos para manejar las deudas que ya tiene la provincia” y “dice que si la operación es conveniente, se puede hacer por criterio general”, explicó el titular de esa cartera.

A su vez, el Gobierno pedirá endeudamiento para la realización de dos obras públicas. Una es el acueducto Monte Comán-La Horqueta y otras es la segunda etapa de la doble vía Junín-Rivadavia.

Partidas e impuestos

Respecto a los destinos del gasto, se reforzaron los recursos para el subsidio del transporte público. El Ejecutivo decidió aumentar los aportes para sostener el sistema ante los recortes y retrasos de los fondos enviados por la Nación, que para la Provincia resultan “insuficientes”. También incrementarán las partidas para la obra pública, en un intento de recuperar lo perdido durante la pandemia de coronavirus.

En cuanto a los impuestos, Hacienda planteó una baja de la alícuota en Ingresos Brutos para las microempresas y para las cadenas intermedias. 

Para el avalúo, es decir, el valor de los bienes como automóviles y propiedades, habrá variaciones debido a la inflación, que este año alcanzaría el 90%, pero con topes.

No hay incremento de alícuota de ninguna naturaleza, lo que sí hay es una adecuación de los valores de los bienes a la inflación. Tenemos que proteger al contribuyente y tratar que la recaudación no se licúe. Más del 90% de los contribuyentes van a tener su boleto de impuesto inmobiliario con un tope del 60%”, afirmó Fayad.

Parte importante de los gastos del Estado están dirigidos a pagar los salarios de sus empleados. Fayad explicó que esas cifras se discuten en paritarias y que en el presupuesto “las partidas aumentan con una restricción normativa que es la pauta de inflación del Gobierno nacional”.