Trabajadores de una de las fábricas del Grupo Techint iniciaron este viernes un paro de actividades en reclamo por el despido de 13 empleados. La compañía es la encargada de producir los tubos para el gasoducto Presidente Néstor Kirchner (GPNK).

La medida de fuerza comenzó en la planta Tenaris-SIAT, ubicada en la localidad bonaerense de Valentín Alsina. Para la licitación del gasoducto se contrataron a 308 personas adicionales en modalidades de plazo fijo “por tres meses o incluso menos”, de las cuales 13 no habrían cumplido con los estándares laborales y de seguridad mínimos para seguir en sus puestos tras cumplirse ese plazo.

Ante el reclamo de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) se dictó la conciliación obligatoria y pese a que siguieron percibiendo remuneración, se les negó el acceso a la planta.

Los empleados denunciaron que la empresa les descontó las horas en las que hicieron asambleas y aseguraron que muchos trabajadores tienen jornadas de 12 horas que los expone a riesgos psicofísicos.

Riesgos con la producción

Esta semana, el ministro de Economía, Sergio Massa, ratificó hace que el gasoducto se inaugurará el 20 de junio del año próximo “para que, en julio, los argentinos no dependamos de nadie”.

En tanto, Luis Betnaza, el director del grupo industrial, dijo principios de este mes en una conferencia de prensa de la Unión Industrial Argentina (UIA), afirmó: “Se está capacitando a la gente, se han puesto las órdenes de compra para la chapa y diría que vamos a estar con una logística muy estresante porque estamos hablando de que van a estar saliendo en el orden de 180 camiones diarios de tubería de la planta de Valentín Alsina”.