La Cámara de Diputados de la Nación debatió en la tarde de este jueves un proyecto que en Mendoza es resistido por la industria vitivinícola, la norma que propone disminuir a cero el alcohol en sangre a la hora de conducir un vehículo como forma de reducir los accidentes de tránsito.

La diputada radical Jimena Latorre fue una de las primeras en hablar, pero para expresar una postura contraria a la iniciativa.

La legisladora mendocina sostuvo que “es una modificación demasiado chiquita” y consideró que la propuesta “nos hace caer en la demagogia“.

“En este debate partimos de un acuerdo, la necesidad de disminuir la siniestralidad vial”, convino Latorre. “El desacuerdo lo tenemos en el cómo. Política efectiva o demagogia“, expresó y señaló que “estamos acá, cambiando para que nada cambie”, apuntando contra el dictamen de la mayoría.

En ese sentido consideró que el despacho de mayoría no modifica las sanciones. “No es una política de Estado para solucionar la siniestralidad vial”, consideró.

Si bien estimó que se podría haber hecho un abordaje más integral, recordó que presentó un proyecto junto con los legisladores del PRO de Mendoza para avanzar de otra manera. “Propuse algo que está probado, lo que en mi provincia ya funcionó y mejora estos resultados”, explicó, tomando como ejemplo el endurecimiento de las sanciones en los casos donde se detectó que un conductor había sobrepasado el techo de 0,5 gramos de alcohol en sangre.

Tomó como ejemplo a Mendoza: “Está entre las de menor siniestralidad, mientras las que tienen tolerancia cero están entre las de mayor siniestralidad“, sostuvo, entre las que nombre a Salta, Jujuy, Córdoba y Santa Fe.

Bermejo: “Vengo a apoyar este proyecto”

El diputado del Frente de Todos, Adolfo Bermejo, comenzó sus minutos de alocución en la Cámara Baja señalando que “la vitivinicultura es lo que más riquezas genera” y se refirió al presidente en ese momento, Omar de Marchi, cuando ambos eran intendentes. Pero en ese punto remarcó que “vengo con mucha convicción a apoyar este proyecto“.

“Hace diez años atrás presentaba un proyecto de estas mismas características”, recordó, para fundamentar su postura.

Bermejo señaló que “lamentó mucho haber escuchado la palabra demagogia, era innecesario ese calificativo, no hacía falta”, aludiendo a lo que había cuestionado la radical Latorre.

El diputado mendocino ponderó el trabajo que se hizo con el despacho de mayoría en conjunto con varios organismos nacionales y con familiares de víctimas de accidentes de tránsito.

Es una ley de cerveza cero, de gin cero, de fernet cero, no solamente del vino. Por qué no alcohol cero cuando llevamos a nuestras familias en un vehículo, la verdad que no tiene explicación”, agregó Bermejo.

Recordó que “Mendoza tiene su propia ley de tránsito, por lo que el gobernador podrá o no adherir“. También graficó que “en Mendoza, a pedido del gobernador -Rodolfo Suarez-, la agencia de seguridad abrió tres bases, con control de alcoholemia. Se reconoce de esta manera que la inseguridad vial es un problema para esta provincia”

Simplemente se trata de no tomar alcohol si se va a manejar. Puede ser que sea un pequeño avance legislativo, pero de lo que estoy seguro es que es un gran salto en la defensa de la vida”, cerró Bermejo.