El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, fue elegido por la revista Time como la persona del año y asegura que su éxito “como líder en tiempos de guerra se basó en el hecho de que el coraje es contagioso”.

En su artículo dedicado a Zelenski, la revista, que cada año elige a la persona que considera que más ha influido en el mundo, sostiene que no había mucho en la biografía de Zelenski que hiciera predecir su voluntad de ponerse en pie y luchar contra la invasión rusa.

En este sentido, apunta que había llegado a la presidencia en 2019 procedente del mundo de las artes, donde había sido comediante y productor de cine, y esta experiencia, lejos de jugar en su contra, resultó ser determinante para convertirse en líder.

Zelenski era adaptable, entrenado para no perder los nervios bajo presión. Sabía cómo leer una multitud y reaccionar ante sus estados de ánimo y expectativas. Ahora su público era el mundo”, dice la publicación.

La revista también señala que tras meses minimizando el riesgo de una invasión a gran escala rusa, incluso cuando las agencias de inteligencia estadounidenses le advirtieron de que era inminente, cuando esta comenzó, el 24 de febrero, Zelenski dio a sus generales la libertad de dirigir el frente de batalla mientras él se enfocaba “en la dimensión de la guerra en la que podría ser más efectivo: persuadir al mundo de que Ucrania debía ganar a toda costa”.

El espíritu de Ucrania

El artículo de la publicación está escrito por el periodista Simon Shuster que dibuja la personalidad de Zelenski, enmarcada en el viaje del presidente ucraniano a la ciudad de Jerson el mes pasado, nada más ser liberada por las tropas ucranianas.

Asimismo, el perfil dedicado al líder ucraniano está acompañado de una nota titulada “el espíritu de Ucrania”, en la que da parte de la respuesta de Gobiernos como el alemán del que dice que rompió “siete décadas de pacifismo autoimpuesto” para enviar armamento pesado para ayudar a contener la invasión rusa.

Pero también de empresas, que cortaron lazos con Rusia, de organizaciones civiles como la del chef José Andrés que llevó sus cocinas a la zona de guerra o de personas que se involucraron a título individual para ayudar a los ucranianos.

“La respuesta, por supuesto, reside en el ejemplo de los propios ucranianos. Si las opciones que articuló su presidente dieron claridad moral (…), fueron las personas quienes le dieron significado, actuando”, concluye Time, que años pasados ha elegido como personas del año al empresario Elon Musk; al presidente estadounidense, Joe Biden, y la vicepresidenta Kamala Harris, y a la joven activista del medioambiente Greta Thunberg.