access_time 07:01
|
10 de enero de 2021
|
|
Ambiente

Las plagas que incuba Mendoza con el calor agobiante y las lluvias

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/16102334918781%20IMG_0361.jpg
Con las lluvias, prolifera numerosa cantidad de insectos.

Mientras que la Ciudad de Mendoza avanza en el control biológico de alimañas en las calles, las empresas de desinfección se encargan de los casos graves en los hogares.

Las lluvias de los últimos días y las altas temperaturas favorecen el desarrollo de plagas urbanas en Mendoza. Según los especialistas, las cucarachas, los mosquitos, las arañas, las moscas y las hormigas comienzan a reproducirse en masa invadiendo no sólo los espacios abiertos, si no también las viviendas provocando alergias, picaduras y daños en alimentos destinados al consumo humano.

Debido a esta situación, municipios del Gran Mendoza intensificaron su campaña para que no proliferen estos insectos en las calles, ya que, además, actúan como vectores para la transmisión de enfermedades como el dengue, el chikungunya y el zika. Incluso, algunos pueden causar daños materiales a las estructuras de las casas e instalaciones.

Para evitar el avance en el interior de los hogares, se pueden contratar los servicios de empresas de saneamiento que realizan desinfecciones que ronda entre los $2.000 y $2.500 la sesión. 

“En esta época las mayores consultas son por la cucaracha rubia o alemana (blattella germanica) que se refugia en lugares estrechos, húmedos y oscuros y se debe controlar su reproducción para evitar la reinfección”, señalaron desde una reconocida empresa de desinfecciones.

En este sentido, el técnico de la compañía contó que una de las emblemáticas torres del microcentro mendocino está invadida por este espécimen, que se pasea por los conductos , y que es difícil de erradicar si no se realiza un trabajo específico en todo el edificio.

A su vez sostuvo que las arañas, los mosquitos y las hormigas negras también generan grandes dolores de cabeza en verano, al igual que las ratas y las palomas, pero en invierno.

“Si bien el problema se da en todos los municipios, es cierto que en las zonas donde hay comida, acumulación de basura, acequias descuidadas y zonas húmedas son focos apropiados para su desarrollo. Es por eso que en restaurantes y sus inmediaciones es donde tenemos más trabajo”, sostuvo el propietario de otra empresa de saneamiento.

Y destacó: “Nuestro ámbito de injerencia se ha ampliado al piedemonte donde se ha edificado y existen insectos como las arañas, propios del lugar, que causan miedo cuando aparecen en las viviendas.”


Los biocontroladores


Leonardo Quiroga, director de Higiene Urbana de la Ciudad de Mendoza, indicó que a través del Programa de Biodiversidad Urbanas se está avanzando en el control biológico de estas plagas, protegiendo el hábitat de sus enemigos naturales: murciélagos y gavilanes mixtos. 

De esta forma, se evita el uso de químicos, favoreciendo el equilibrio ecológico.

“Estamos muy compenetrados en el tema ambiental”, señaló el funcionario y destacó que en octubre del año pasado, se colocaron en las zonas de los puentes del Parque Central estructuras para refugio de murciélagos.

Puente del Parque Central donde se ve un refugio de murciélagos.

Estos animales se alimentan de insectos, unos 600 por hora y hasta 3.000 por noche, entre los cuales hay muchos que son dañinos para los cultivos o transmiten enfermedades a personas como los mosquitos. Además, son muy importantes para la polinización.

Distintos estudios, inclusive, han considerado a este mamíferos fundamental para realizar un control integrado de la plaga Lobesia Botrana, “polilla de la vid”.

En tanto, los gavilanes mixtos, que fueron divisados en varias oportunidades durante la cuarentena, son predadores de palomas, ratas y pericotes.

Un gavilán mixto apareció en la cuarentena en la calle Rioja.

El agua estancada, el mayor problema


Los principales focos de criaderos de mosquitos son las acequias, los pastizales elevados, las cubiertas en desuso y objetos varios que pueden estar dentro de las casas, patios, jardines o peridomicilios con agua estancada.

Desde la municipalidad de Mendoza aseguraron que si bien se realizan trabajos de prevención, todas las acciones deben estar acompañadas del accionar de los vecinos que deben mantener las medidas de higiene, como sacar la basura en los horarios determinados y colocarlas en los cestos de basura.

“El Programa de NFU (neumáticos fuera de uso) y de un evento que llamamos Neumatón recolectamos estos productos fuera de uso y se busca evitar que sean quemados o arrojados en vertederos, basurales clandestinos u otros espacios en forma irregular”, detalló Quiroga.

El funcionario destacó que todas estas acciones han permitido bajar un 20%  los reclamos a la línea de atención ciudadana ( 0800-222-248323 ó 147).


Cómo evitarlas


Dentro del hogar, cualquiera sea la plaga que afecte la vivienda es importante tener buenos hábitos de limpieza y orden para que no queden restos de alimentos que atraigan insectos y roedores, ni se acumule la humedad.

Además de mantener el césped corto, es importante tener mosquiteras en las ventanas y rejillas en los desagües para evitar que entren las alimañas por los caños y desde la calle.

En cuanto a los alimentos, es fundamental almacenarlos en recipientes herméticos de plástico o vidrio, nunca de cartón, pues los pueden roer. La comida de las mascotas también se debe cerrar.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.