Betiana Blum generó preocupación en pleno aire de Almorzando con Juana (El Trece). La actriz comenzó a toser sin parar y otro de los invitados debió asistirla.

Mientras Jimena Monteverde estaba terminando de explicar qué iban a almorzar los invitados de Juana Viale, Betiana Blum tenía el micrófono abierto y se la escuchaba toser. Antes de realizar un anuncio comercial, la conductora le preguntó: “¿Estás bien?”. “Sí, creo que hay un poquito de aire”, respondió Betiana, a lo que Juana pidió que cortaran el aire frío en el estudio. 

Al ver que la artista no podía parar de toser, Cae la asistió y le dio un caramelo de miel para aliviarle la picazón en la garganta. “La voz es nuestro instrumento, es muy importante y hay que cuidarlo muchísimo. Cuesta rehabilitarlo, por la voz pasa lo emocional también”, explicó el cantante.