access_time 21:56
|
5 de julio de 2016
|
|
Fallo de la Justicia federal

Diez años de cárcel para la banda que secuestró por drogas y dinero

https://elsol-compress.s3-accelerate.amazonaws.com/imagenes/000/981/348/000981348.jpg

<p>Seis de los siete acusados recibieron este martes pena en el Tribunal Oral Federal N&ordm;1 por privar de la libertad a un joven se&ntilde;alado como malviviente, hijo de la se&ntilde;alada jefa narco La Bel&eacute;n del 26, en abril del 2014. Uno fue absuelto.</p> <p>&nbsp;</p>

“Estuve tres días secuestrado en el asiento de atrás de mi propio auto. Me daban de comer sánguches de paleta, arroz amarillo y hacía mis necesidades al lado del auto”, declaró Luciano Matías Pereyra (22) después de ser privado de la libertad la noche del 7 de abril del 2014. La investigación judicial y policial por el secuestro extorsivo terminó con siete detenidos, quienes llegaron a juicio oral a fines de junio. En la tarde de este martes, el Tribunal Oral Federal Nº1, presidido por Waldo Piña e integrado por Gretel Diamante y Daniel Petrone, condenó a seis de los procesados a 10 años de cárcel.

Todos recibieron la misma pena por el delito de secuestro extorsivo debido a que cobraron rescate de unos 100.000 pesos para liberar a la víctima, quien también habría sido abusada sexualmente de acuerdo con una versión.

Además de dinero, como conocían que la familia de Pereyra estaba relacionada a la venta de drogas a través de su madre, la popular "La Belén del 26 de Enero", reclamaban vía telefónica estupefacientes y armas a cambio de la liberación. Fue precisamente esta mujer la que dijo en el juicio que le comentaron que a su hijo lo habían vejado.

Minutos después de la lectura de la parte resolutiva del fallo, los familiares de los condenados rompieron en llanto y los efectivos de la Policía Federal ordenaron desalojar la sala porque intentaron iniciar disturbios. Cuando se calmó la situación, todos los secuestradores fueron llevados otra vez a la cárcel.

Se trata de Emilio Alberto Rodríguez, Ezequiel Juan Gómez Maza, Carlos Alexis Albornoz, Paulino Héctor Torres, Pablo Sebastián Rosaci y Manuel Alejandro Cepeda (ver aparte). Por falta de acusación de la fiscalía, que estuvo a cargo de Patricia Santoni, Leonardo Fabián Rosaci terminó absuelto y se ordenó su inmediata libertad en esa causa.

En su momento, la historia del secuestro extorsivo ganó un importante espacio de las secciones policiales de los diarios porque la víctima y uno de los miembros de la organización criminal eran íntimos amigos.

Es más, Pereyra y su familia estaban en la mira por comercializar drogas en el barrio 26 de Enero, donde tenían base. Los pesquisas rápidamente supieron quién era la víctima porque su madre es María Belén Díaz, la señalada jefa narco de Las Heras que estaba con prisión domiciliaria al momento del hecho. La mujer, de 44 años, volvió a ser detenida a fines de junio de este año por venta de drogas y hace pocos días se trasformó en unas de las testigos clave del proceso oral.

El secuestro sucedió la noche del 7 de abril del 2014 cuando Pereyra, el Poronguita Gómez Maza y el Finito Emilio Rodríguez, se encontraban con dos sujetos en la puerta de la casa del primero. El Poronguita le pidió a su amigo que lo llevara a la Villa Güemes en su VW Gol, y en el trayecto, con el Finito, le exigieron a los otros dos sujetos que se bajaran del auto.

En ese preciso momento comenzó el secuestro. La madre de Pereyra comenzó a recibir llamadas en las que le exigían 300 mil pesos, armas y drogas a cambio de volver a ver a su hijo con vida. La tía del chico fue quien hizo la denuncia a la policía. Se hizo un seguimiento y se pagaron casi 100 mil pesos por el rescate, que se hizo efectivo sobre la Costanera, cerca del hipermercado Easy.

Mientras esto sucedía, efectivos irrumpieron en una casa del barrio Alameda de Guaymallén y rescataron a Pereyra, que se encontraba atado en su propio vehículo. En ese momento cayeron dos acusados y el resto siguió ese camino los días posteriores. 

Los hallados culpables y el absuelto

– Emilio Alberto Andrés Rodríguez nació el 25 de abril de 1993. Lo conocen como Finito, era desocupado y tenía domicilio en Luján.

Ezequiel Juan Gómez era empleado de la construcción y tiene el alias de Poronga o Poronguita. Nació el 10 de octubre de 1993 y vivía en San José, Guaymallén.

– Carlos Alexis Albornoz. Le dicen Carloncho y residía en el barrio Alameda de Guaymallén. Fecha de nacimiento: 5 de noviembre de 1985 y dijo que era changarín.

– Paulino Héctor Torres nació el 11 de junio de 1982 y es taxista y remisero. También tiene domicilio en el Alameda.

– Pablo Sebastián Rosaci dijo ser changarían y nació el 11 de junio de 1985. Tiene su casa en el barrio Lapalaya de Rodeo de la Cruz, Guaymallén.

– Manuel Alejandro Cepeda es apodado Tijera o Bebe. Tiene domicilio en el barrio Santa Ana y nació el 29 de junio de 1989. Es soltero y comerciante de vehículos.

– Leonardo Fabián Rosaci dijo ser empleado de comercio y tiene fecha de nacimiento el 29 de julio de 1979. También es del Lapalaya. Este hombre fue el único absuelto en el juicio por falta de acusación fiscal.  

 

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.