Al estreno asistieron muchos amigos de los mellizos para darles aliento. Pero una de las presencias que más llamó la atención fue la del dueño de diario Uno, Daniel Vila, que llegó junto al director periodístico de ese medio, Jaime Correas.

     Parece que Correas se sentía en su salsa y miraba a todos como diciendo: “Miren a quién traje, observen de quién soy amigo”. Vila parecía un poco incómodo en el ambiente del pub La Reserva, pero, secundado por su amigo íntimo Correas, soportó el inconveniente.