access_time 10:27
|
21 de noviembre de 2020
|
|
Las Heras

Puente del Inca en Mendoza: leyendas y verdades del monumento natural

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/159170919794779d614c3-4be8-4264-ab93-a27f8f520ec6.jpg

En la época Colonial fue paso obligado de viajeros y correos a Chile y del Ejército de los Andes en la campaña de 1817.

Por su belleza, por su historia, por su leyenda y por su entorno natural, Puente del Inca es uno de los atractivos más impactantes de Mendoza. Ubicado en el corazón de la cordillera, a 2.700 metros de altura sobre el nivel del mar, es un punto de visita obligado para quienes viajan hacia Chile o quieran visitar la localidad de Uspallata.

Se trata de una formación natural en forma de puente, que pasa por arriba del río Las Cuevas, a una altura de 27 metros. Cuenta con unos 48 metros de longitud, 28 de ancho y 8 de espesor. Del puente cuelgan estalactitas, inflorescencias cálcicas y en invierno agujas de hielo, lo que aumenta el entorno místico de su visión.

En la época Colonial fue paso obligado de viajeros y correos a Chile y del Ejército de los Andes en la campaña de 1817. En el lugar hay vertientes de aguas termales. Estas fuentes conservan una temperatura media entre 34 y 38°C y son las que se encuentran a mayor altura en Argentina.

¿Por qué se llama Puente del Inca?

El nombre tiene su origen en una antigua leyenda quechua. La formación es parte del Camino del Inca, un recorrido de más de cinco mil kilómetros que comienza en Perú y que llega hasta Mendoza.

Según el relato, un príncipe inca sufría graves dolores reumáticos. Los sabios le recomendaron al padre que lo trajera a las vertientes curativas, cuya fama llegaban al corazón del Imperio. Al llegar un grupo de soldados hizo un puente humano para que el príncipe pudiera cruzar, en los brazos de su padre, el furioso río. Cuando el hombre cruzó, se dio vuelta y vio que los guerreros se habían convertido en piedra, dando origen al puente.

Ver también: Los secretos de la Mendoza nativa que guarda el Cerro Tunduqueral

¿Cómo se formó el Puente del Inca?

La continua erosión del Río Las Cuevas produjo un desgaste en las rocas, que tras cientos de años formó el puente natural. La composición del agua, que contiene hierro y otros minerales, le dan el aspecto ferruginoso y le otorgan a la formación rocosa los colores naranjas, ocres y amarillos. Además ayudaron a que se cementara la estructura. Numerosas colonias de algas verdes, rojas y azules acompañaron el proceso como componentes biológicos.

¿Qué sucedió con el Hotel Termal del Puente del Inca?

En 1925, se construyó un alojamiento en una de las bases de la formación. Se trató del Hotel Termal del Puente del Inca, que buscaba aprovechar unas de las estaciones del tren trasandino que unía Buenos Aires con Chile. El hotel contaba con 70 habitaciones para alojar a 140 personas. Era un establecimiento de lujo, que contaba con bañeras de aguas termales en cada pieza. También tenía un puente subterráneo que comunicaba el edificio principal con las vertientes termales. En las instalaciones había una sala de cine, cancha de tenis, villar y croquet.

Estuvo en funcionamiento hasta el año 1965, cuando un alud destruyó gran parte de su estructura. Lo único que se salvó fue la capilla, que todavía está en pie, lo que le dio un nuevo elemento a la leyenda del lugar.

Desde hace algunos años el acceso al público al puente está prohibido y fue declarado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Ver también: Las atracciones únicas del Camino de las 365 Curvas que hay que conocer

¿Qué montañas pueden apreciarse alrededor del monumento natural?

La formación está en el corazón de la Cordillera de Los Andes y está enmarcada por los cerros Banderita Norte y Banderita Sur. También se puede apreciar el cerro Los Penitentes y está a pocos kilómetros del ingreso al Parque Nacional Aconcagua.

 ¿Cómo llegar al Puente del Inca desde Uspallata?

El acceso a Puente del Inca, tanto desde Uspallata como desde Mendoza es a través de la Ruta 7, que forma parte del corredor bioceánico. Está ubicado a 183 kilómetros de la Ciudad de Mendoza.

Desde la Dirección de Turismo de Las Heras informaron que “alta montaña está habilitado para el turismo interno para alojamiento, gastronomía y servicio de turismo aventura. Estamos muy contentos de que surja esta posibilidad ya que durante muchos meses estuvo cerrado el acceso debido a la pandemia”, dijo el funcionario municipal Rodrigo Pérez Esquembre, quien aclaró que para acceder a la zona “es necesario ir con reserva”.

Ver también: La Cuyanita, la embarcación que vive en el recuerdo de los mendocinos

Comenzaron los trabajos de preservación del Qhapaq Ñan

El Gobierno de Mendoza inició la primera etapa de puesta en valor y recuperación del Camino del Inca, declarado Patrimonio Mundial por la Unesco.

Se trata de un trabajo interministerial, entre Cultura y Turismo y Planificación e Infraestructura, para abordar obras de seguridad hidrológica en un cauce aluvional que pasa muy cerca de lo que se conoce como el Sistema Vial Andino, Qhapaq Ñan. Está previsto que los trabajos se extiendan durante 60 días, en Uspallata.

Lo que se busca proteger son los tramos finales del mundialmente conocido Camino del Inca. La tarea consiste en un importante movimiento de suelo y acumulación de grandes rocas, con el fin de lograr un desvío y nuevo trazado de un cauce aluvional que pasa a unos 16 kilómetros al sudoeste de la villa cabecera de Uspallata. 

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.