Fuerte lluvia y granizo en varias zonas del Gran Mendoza
access_time 08:07
|
10 de octubre de 2020
|
|
Un poco de historia

La Cuyanita, la embarcación que vive en el recuerdo de los mendocinos

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1602290512592La%20Cuyanita.jpg
La Cuyanita, foto de 1976 publicada por Mendozantigua.blogspot.com

En la década del ´20, el navío llegó a nuestra provincia y, con el tiempo, se convirtió en un ícono del Parque General San Martín.

Los denominados “locos años 20” cambiaron el cine, la moda y las ciudades. Por aquella época, Europa sufría las consecuencias de la Primera Guerra Mundial.  En las grandes urbes, los carruajes dejaban paso a los automóviles, como los míticos Ford T. En Argentina se realizaba la primera transmisión de radio y a Mendoza llegaba una embarcación que con el tiempo se transformaría en un ícono del Parque General San Martín: La Cuyanita.

Un siglo atrás, seguramente la fisonomía de nuestra provincia era muy distinta a la actual pero uno de los grandes atractivos de las familias era y lo sigue siendo el parque.

Hace prácticamente un siglo, el dueño de La Cuyanita obtuvo un permiso para navegar en el lago. La embarcación pesaba cinco toneladas, medía 13 metros de largo y tenía capacidad para 40 personas. Cada domingo, las familias mendocinas se alistaban para dar una vuelta por el lago a bordo de la tranquila y pequeña embarcación, que recorrió esas aguas hasta 1935.

En 1936, se proyectó el balneario Playas Serranas -actual Museo de Ciencias Naturales y Antropológicas Juan Cornelio Moyano- en el extremo sur del lago. Fue obra de los arquitectos Manuel y Arturo Civit y quedó abierto al público un año más tarde. Dos años después, en 1939, -tras una licitación para navergar en el lago- llegó una nueva nave a ese sitio. Si bien se la denominó Emilio Civit, los mendocinos la siguieron llamando La Cuyanita.

Este navío fue el protagonista de ese espejo de agua hasta finales de la década del '70, cuando accidentalmente se incendió. Hace 30 años, un nuevo catamarán ocupó su lugar: El Mississippi, el rey del lago.

“Por sus características, por su antigüedad, por su historia y por su  importancia para los mendocinos, La Cuyanita tiene un valor patrimonial independientemente de que haya o no una declaración”, señaló Horacio Chiavazza, doctor en Antropología, licenciado en Historia y actual director de Patrimonio de Mendoza.

¿Qué pasó con la embarcación?

El casco está abandonado en el penal San Felipe. Desde el Servicio Penitenciario confiaron a El Sol que iniciaron gestiones para que lo retiraran pero, debido a la pandemia por coronavirus, el traslado no se concretó.

La Cuyanita llegó al penal hace exactamente seis años para que los internos trabajaran en su reconstrucción. La restauración estaba en manos del artista plástico y ex director del Zoológico, Norberto Filippo.

En ese lugar se iba a realizar el ancla, parte del mobiliario, el parabrisa y se la resoldaría. En total, serían unos diez días de trabajo y luego se llevaría a un taller de Vialidad Provincial para colocarle el motor. Pero la obra no se concretó.

Ver también: Los internos de San Felipe trabajan en La Cuyanita

Un año antes, en 2013, el navío volvía a estar en boca de todos ya que fue el carro vendimial de Guaymallén y hasta tuvo un “cameo” en  la película “Vino para robar”, según contó el propio Filippo a este diario.

El artista, actualmente, vive en Quilmes (provincia de Buenos Aires) y aseguró que sigue trabajando para que La Cuyanita cobre vida: “Conocí su historia a través de una amiga. Fue cuando me instalé en Mendoza. Cuando la vi por primera vez estaba abandonada en una calle del parque y se me puso la piel de gallina. La comencé a restaurar con fondos propios ya que nadie me ofreció ni un kilo de electrodos para soldarla”, dijo Filippo y aseguró que desde Buenos Aires sigue trabajando en el proyecto y prometió que, cuando lo finalice, llevará la embarcación por todos los departamentos de esta provincia para que sea apreciada y disfrutada por todos los mendocinos.

 

Por su lado, desde la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial confiaron que lo que queda del catamarán pertenece a la Dirección de Parques. “Por el momento no está en los planes restaurarla ya que el costo es muy elevado, es millonario, y hay otras prioridades de gestión. Ahora, en pandemia, cada presupuesto es prioridad para gastos que son realmente necesarios”, confiaron.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.