En la tarde de este viernes, cuando el gobernador Rodolfo Suarez aterrice de su gira en Brasil, ingresará formalmente a la Legislatura el proyecto de Presupuesto 2023, Avalúo e Impositiva. Esta vez el Ministerio de Hacienda desistió y no enviará el artículo solicitando el “roll over” para refinanciar la deuda, y ese trabajo se realizará a través de la Ley de Administración Financiera (8.706).

En el año electoral entrante, la gestión de Suarez tendrá que hacer frente a vencimientos por un total de US$128,7 millones.

En gestiones anteriores se intentó conseguir el aval legislativo para “rollear” la deuda (“renegociar en mejores condiciones”), sin embargo, la oposición se negó a esa opción.

Es por eso que el oficialismo hizo una interpretación de los artículos 64 y 68 de la normativa para mejorar las condiciones de la deuda asumida y no depender de los votos del peronismo. Desde el Frente de Todos prefirieron no hacer apreciaciones hasta no tener en sus manos el proyecto y conocer los detalles de la iniciativa.

“El roll over no está incluido. Desde el 2016 que viene disminuyendo el stock de la deuda considerablemente por la administración de pasivos. La ley de Administración Financiera autoriza a administrar pasivos para manejar las deudas que ya tiene la provincia. La norma dice que si la operación es conveniente, se puede hacer por criterio general, por ley de Administración”, explicó el ministro de Hacienda, Víctor Fayad en declaraciones a LVDiez.

En esta pauta de gastos, el gobernador solamente pedirá endeudamiento para dos trabajos de obra pública: el acueducto Monte Comán-La Horqueta y para la segunda etapa de la doble vía Junín-Rivadavia.

“Los dos pedidos se hacen con cierto grado de certeza de que los fondos se podrán conseguir”, detalló Fayad.

Detalles

En total, el presupuesto de la provincia será $770 mil millones en el 2023 y entre las partidas previstas hubo dos donde se tuvo que reforzar los recursos: uno de los gastos más fuertes se prevé para el subsidio del boleto del transporte público y también un refuerzo para aumentar las partidas de la obra pública que perdió terreno durante la pandemia del coronavirus.

En cuanto a los fondos destinados para el aumento del sueldo de los estatales, Fayad aclaró que se discute en paritarias, y explicó que en la pauta de gastos “las partidas aumentan con una restricción normativa que es la pauta de inflación del gobierno nacional”.

Respecto de los impuestos, este año se prevé una baja de la alícuota en Ingresos Brutos para las microempresas y para las cadenas intermedias.

Por último, en cuanto a Avalúo e Impositiva, Fayad anticipó que “el gobernador nos ha pedido proteger a los contribuyentes. No pidió un tope a pesar de la adecuación de los avalúos, un tope en el cual para más del 90% de los contribuyentes del Impuesto Inmobiliario será del 60%”, explicó el funcionario.

Mientras que el tope para los automotores será según el avalúo de los vehículos.