Alberto Fernández y Cristina Kirchner, en medio de las fuertes internas que protagonizan, se reunieron en la residencia de Olivos el miércoles en la noche para acordar el endurecimiento del cepo al “dólar turista” que se concretó este jueves.

El encuentro duró casi dos horas, en un clima tenso. A diferencia del último diálogo entre el mandatario y la vice, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, estuvo ausente, confirmó Infobae.

Los temas de conversación giraron acerca del balance de los primeros días de gestión de la ministra de Economía, Silvina Batakis, y los próximos pasos en materia económica.

En esa reunión resolvieron avanzar con el aumento del dólar turista y desacelerar el cumplimiento de las metas del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), uno de los puntos de máxima controversia dentro del Frente de Todos.

Alberto Fernández y la vicepresidenta también acordaron no realizar más cambios en el Gabinete, por ahora. Con esto, buscan ponerle un freno momentáneo a la crisis política del Gobierno.

Ver también: El Gobierno aumentó el dólar turista para viajes al exterior

Las medidas 

Además, del aumento de 10% del Impuesto a las Ganancias y Bienes Personales a los gastos realizados con moneda extranjera, que pasó del 35% al 45%, la dupla presidencial decidió relajar la velocidad de cumplimiento de las metas del acuerdo con el FMI.

Esto, luego de que Batakis ratificara los objetivos del programa negociado por Martín Guzmán. La ministra dijo que buscaría bajar el déficit y comunicó diferentes medidas de ajuste que puso en alerta dirigentes sindicales.

Otro tema del que conversaron fue el proyecto de Salario Básico Universal (SBU), que impulsan movimientos sociales y algunos legisladores, que genera controversias dentro del oficialismo y fue defendida por la ex mandataria. Sin embargo, Alberto y Cristina resolvieron impulsarlo, con la salvedad de que la iniciativa salga a través del Congreso.

De esta manera, quedaría descartada la opción de que la propuesta se imponga por decreto, como quiere el Frente Patria Grande y el Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), conducido por Juan Grabois.

En medio de este contexto, la Unidad Piquetera, que encabeza el dirigente de izquierda Belliboni, se movilizará este jueves a Plaza de Mayo y se extiende en distintas ciudades del país. Los dos sectores políticos coincidirán, por primera vez, en una acción conjunta. La dirigencia de la Unión Trabajadores de la Economía Popular (UTEP), que asistió a la reunión con Alberto Fernández, confirmó que participará de la protesta.