access_time 18:26
|
24 de diciembre de 2008
|

Chile renueva tanques y Colombia quiere comprale los viejos

Colombia tiene interés en comprar parte de los 100 tanques Leopard 1- V que serán retirados de servicio próximamente en Chile, una vez que se reciban los 118 tanques Leopard 2 adquiridos a Alemania en febrero del 2006, aseguraron fuentes de la cartera de Defensa a DPA.

    Colombia tiene interés en comprar parte de los 100 tanques Leopard 1- V que serán retirados de servicio próximamente en Chile, una vez que se reciban los 118 tanques Leopard 2 adquiridos a Alemania en febrero del 2006, aseguraron fuentes de la cartera de Defensa a DPA.

    Cuando se oficializó la compra de los Leopard 2 a Alemania, el propio Ministerio de Defensa de Chile precisó que los nuevos tanques se destinarán “a la renovación y remplazo de material de blindados del Ejército, específicamente de 131 tanques Leopard I que serán dados de baja en los próximos meses”.

    El interés del Gobierno colombiano en los tanques que exceden a las necesidades de Chile está confirmado, y se relaciona con la decisión de España de cancelar la venta de un lote de tanques AMX-30 a raíz de las tensiones de ese país con Ecuador y Venezuela, después de una incursión militar colombiana en territorio ecuatoriano.

    El Gobierno español no ha revertido su decisión y los militares colombianos esperan ahora que Chile les venda los tanques Leopard 1. Sin embargo, ello no significa que ya exista un acuerdo o decisión de entregar a Colombia los tanques Leopard 1-V, que fueron comprados por el ex dictador chileno Augusto Pinochet (1973-1990) cuando aún era comandante en jefe del Ejército de Chile en 1997, en una operación en la que se le habrían pagado comisiones.

    Aunque la decisión de vender los tanques la debe tomar el Gobierno de Michelle Bachelet, se necesita previamente el consentimiento de los países que los proveyeron, es decir, Alemania y Holanda, antes de transferir el material bélico. Aún el Ejecutivo no toma la decisión y se espera que la situación se dilate hasta que la presidenta Bachelet deje la presidencia pro témpore de la Unasur.

    La decisión no es fácil, ya que implica abandonar la política seguida por los gobiernos chilenos desde 1990 de no vender material bélico a Colombia por tratarse de un país en estado de guerra interna. Chile tiene alrededor de 200 Leopard 1-V que fueron comprados a fines de la década pasada. Holanda vendió 219 de ellos entre 1998 y 1999, y otros 70 fueron comprados a Alemania en el 2000.

    El diseño básico de los Leopard 1 es de los años 60, pero los que posee el Ejército corresponden a modelos de los años 70, a los cuales se les incorporaron elementos de tecnología de los 80 y 90 antes de su compra por parte de Chile. La adquisición de los tanques Leopard 2 A4, que están en proceso de recepción, dejará al Ejército de Chile con las fuerzas blindadas más modernas y poderosas de América del Sur.

    Brasil tiene Leopard 1 A3, también de manufactura alemana, pero adquiridos a Bélgica y más antiguos que los Leopard 1-V que Chile podría vender a Colombia. El Ejército brasileño también tiene una cantidad de tanques M-60 de origen estadounidenses, igualmente más antiguos y menos capaces.

    Argentina cuenta con el Tanque Argentino Mediano (TAM), de producción local y diseñado con asistencia alemana, que tiene la misma capacidad artillera que el Leopard 1-V, dado que el cañón es, en realidad, el mismo, pero que posee menos blindaje aunque es más rápido. Perú, nominalmente, tiene cerca de 300 tanques T-55 de origen ruso en versiones no modernizadas de los años 70, que son inferiores a los Leopard 1 y 2 que tiene Chile en todo aspecto.

    Perú consideró la compra de un número de los más modernos y poderosos T-72 a mediados de los 80, pero ello jamás se concretó. Ahora se estudia nuevamente la posibilidad de adquirir un lote de T- 72 modernizados o de los más modernos T-80. Bolivia, en tanto, posee una treintena de Kurassier, un cazatanques o tanque ligero de origen austríaco que es completamente inferior a los Leopard 1.

    Mientras, Chile tiene más de 3.000 millones de dólares acumulados para comprar armas, en tanto que el ejército local desea adquirir más helicópteros pesados, sistemas antiaéreos y vehículos de combate. Según el Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (Sipri), Chile es el segundo importador de armas de América latina, con 615 millones de dólares en el 2007, lo que genera preocupación y críticas en países vecinos.

    En diez años, Chile adquirió dos submarinos nuevos a Francia y España, 350 tanques Leopard 1 y 2 en Holanda y Alemania, 28 aviones cazabombarderos F-16 nuevos y de segunda mano en Estados Unidos y Holanda y ocho fragatas usadas en Holanda e Inglaterra.

    Más recientemente se adquirieron 100 vehículos de combate Marder a Alemania, 12 helicópteros Bell 412 a Estados Unidos, tres aviones de patrullaje marítimo CASA C-295 a España, diez helicópteros AS535 Súper Puma a Francia y 12 aviones turbohélice de ataque y entrenamiento Súper Tucano a Brasil.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.