Arsenal recibe a San Lorenzo en Sarandí

access_time 15:01
|
13 de julio de 2006
|
ZINEDINE ZIDANE

Zizou pidió disculpas, pero no se arrepiente

El astro francés habló luego del cabezazo que le aplicó, en la final de la Copa del Mundo, al italiano Marco Materazzi. El jugador sostuvo que el defensor insultó a su familia.

    El francés Zinedine Zidane dijo, al hablar por primera vez después del cabezazo que le aplicó al italiano Marco Materazzi y que derivó en su expulsión en la final del Mundial 2006 en su último partido como profesional, que pide perdón pero que no se arrepiente de lo sucedido. "Pido perdón, pero no me arrepiento", explicó Zizou en declaraciones a Canal Plus, sobre su agresión contra el defensor italiano. Materazzi "insultó a mi familia y eso me dolió profundamente", afirmó Zidane, al hablar por primera vez del cabezazo que le aplicó al zaguero.

    "Me dijo cosas muy duras", explicó Zidane, al ser consultado sobre si Materazzi dijo algo ofensivo contra su madre o hermana, como se especuló en distintos medios en la víspera. "No habíamos tenido problemas en el partido, sólo roces típicos del juego. Ni siquiera cuando me tomó de la casaca y le dije que parase, que si la quería se la daría al final del partido", agregó.

    "En ese momento, me respondió con palabras muy duras que me hicieron reaccionar. Hubiese preferido que me golpeara, y no reflexioné antes de actuar como lo hice", explicó. Por su parte, la madre de Zidane dijo que todavía está molesta con Marco Materazzi, para quien propuso la castración, y aseguró que su hijo "sólo defendió el honor de la familia" ante un insulto muy ofensivo de un rival.

    "Le agradezco a mi hijo por defender nuestro honor. Nadie en el mundo debe ser víctima de ese tipo de ofensas y no me importa que fuese la final de un Mundial. Siento desprecio por Materazzi y si es cierto lo que dicen los diarios, quisiera sus testículos en un plato", afirmó Malika, la madre de Zidane. Las declaraciones de la mujer, que se encuentra internada en un hospital francés, fueron efectuadas a un grupo de amigos y reproducidas ayer por el diario sensacionalista británico The Mirror. Según la misma fuente, la madre de Zidane dijo que "toda la familia está dolida por el modo en que se retiró del fútbol Zinedine, pero él conservó la dignidad, que es más importante que el fútbol".

    A su vez, Materazzi aseguró que no dijo "nada que tuviera que ver con racismo, religión o política". "Tampoco hablé de su madre. Perdí la mía a los 15 años y todavía me conmuevo cuando hablo de ello", agregó Materazzi, quien visitó la redacción del diario milanés Corriere della Sera, donde dialogó con algunos periodistas. Materazzi envió sus "mejores augurios" a la madre de Zidane y aclaró que "no sabía que estuviera en el hospital", como tampoco parece saber que la mujer sugirió que el rudo zaguero italiano debería ser castrado, según las declaraciones que recogió el diario The Mirror.

    Por otra parte, Coupe de boule o Cabezazo es el nombre de un tema musical que pasaba desapercibido días atrás, y que desde ayer hace furor en Francia, impulsado por el golpe que le aplicó Zidane a Materazzi en la final del Mundial. 

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.