access_time 18:20
|
17 de marzo de 2020
|
|
Coronavirus

Mendoza tiene 200 respiradores mecánicos

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1573039773591Hospital%20Central%20Nuevas%20(3).jpg

Ningún sistema sanitario en el mundo está preparado para una pandemia como la del coronavirus. Por eso la necesidad de cuidados extremos. El objetivo es no colapsar hospitales.

Mientras el Gobierno de Mendoza prepara un plan de contingencia para contener el avance del coronavirus, actualmente el sistema de salud de la provincia cuenta con 4.400 camas y 200 respiradores para responder a las necesidades de la población, que asciende a 1 millón 900 mil habitantes.

Según indicó el médico virólogo, Carlos Espul, gran parte de los mendocinos podrían contagiarse del Covid- 19, pero el objetivo es ralentizar la propagación para ganar tiempo y que el sistema sanitario no resulte drásticamente saturado como sucedió en Italia, donde el personal médico comenzó a elegir a quién salvar porque faltan unidades de terapia intensiva.

“Sabemos cómo se transmite, sabemos que es altamente infeccioso y si nosotros nos aislamos socialmente vamos a demorar la cantidad de contagios”, dijo y señaló que el único paliativo es que “no nos enfermemos todos a la misma vez porque, además del coronavirus, existen otras patologías que se deben atender en los hospitales”.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el 80% de los casos de coronavirus son leves, el 15% de los pacientes requiere oxígeno y un 5% necesita respiración asistida en terapia intensiva.

Asimismo, las personas mayores -que corresponden al 16% de los habitantes de la provincia- y las que padecen afecciones médicas preexistentes (como hipertensión arterial, enfermedades cardiacas o diabetes) desarrollan casos graves de la enfermedad con más frecuencia que otras.

Mendoza en números

Los centros asistenciales responsables de atender los posibles casos de gravedad serán los hospitales Central, para público en general; el Lagomaggiore, para mujeres embarazadas; el Notti, para niños, y el Schestakow, para los habitantes del Sur de la provincia. En tanto, al resto de los efectores serán derivados los pacientes menos complicados.

De las 4.400 camas en la provincia, 2.282 pertenecen a los 25 hospitales del sector público. Mientras que el número mayor de ellas pertenecen al Central (349), al Lagomaggiore (305), al Notti (252) y Schestakow (233), conforme a los últimos registros de la Dirección de Estadísticas y Censos que datan de 2018.

En cuanto a los ancianos, en Mendoza son 316.842 y de acuerdo con la DEIE, el 51% de los hogares cuenta con al menos una persona mayor de 60 años.

La importancia del aislamiento

“No hay sistema de salud, aunque se trate del primer mundo, que aguante si se tienen la cantidad de contagiados por día que en Europa”, insistió el virólogo.

Desde la Sociedad Italiana de Anestesia, Reanimación y Terapia Intensiva confirmaron días atrás que rige el criterio de darle prioridad “a quién tiene más probabilidades de supervivencia”. Por eso, desde los nosocomios comenzaron a priorizar a los que pueden curarse y vivir más tiempo, según informó la agencia AFP.

Europa es actualmente el foco mundial de la pandemia de coronavirus en la que se registran cerca de 29.000 casos en Italia, más de 9.000 en España, unos 5.400 en Francia y 4.900 en Alemania.   

Debido a esto, este martes, el jefe de la Oficina de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para Europa, Hans Kluge, sostuvo que deben estar atentos al riesgo de ruptura en el aprovisionamiento de suministros médicos esenciales, en particular de antibióticos, tratamientos para la diabetes y la hipertensión, así como para la tuberculosis y el VIH.

Teniendo en cuenta los antecedentes de China e Italia, los expertos alrededor del mundo afirman que la clave es la toma de medidas tempranas de contención como son el cierre de fronteras, el respeto de  la cuarentena cuando se procede de un país de riesgo, quedarse en casa y evitar el contacto social.

El coronavirus se contagia de persona a persona a través de las gotículas procedentes de la nariz o la boca que salen despedidas cuando una persona infectada tose o exhala. Estas gotas caen sobre los objetos y superficies que rodean al paciente, de modo que otras personas pueden contraer la COVID-19 si tocan estos elementos y luego se tocan los ojos, la nariz o la boca.

También pueden contagiarse si inhalan las gotículas que haya esparcido una persona con COVID-19 al toser o exhalar. Por eso es importante mantenerse a más de 1 metro de distancia del enfermo

"Lo importante es saber que el enemigo común es el virus y que nuestro comportamiento personal influye”, enfatizó el médico.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.