access_time 12:22
|
22 de agosto de 2006
|
POLÉMICA POR PEDIDO DE ABORTO

?Yo no estoy a favor del aborto?

https://elsol-compress.s3-accelerate.amazonaws.com/imagenes/000/175/542/000175542-20111120060822_03_1211798.jpg

La madre de la joven discapacitada dijo que la vida de su hija corre riesgo si no se interrumpe el embarazo. Arremetió contra la Justicia y las ONG que buscan impedir el aborto.

    Ana Rosa Gazzoli, la madre de la joven discapacitada, embarazada producto de una violación, se mostró ayer por primera vez ante los medios, luego de que la Justicia prohibiera la interrupción del embarazo. “No estoy a favor del aborto. Si fuera así, hoy mi hija no estaría viva”, aclaró Gazzoli. La mujer, junto a dos de sus abogados Dante Vega y Pablo Barreda, aclararon que van a agotar todos los medios legales para que se le pueda realizar el aborto a C.C.A –iniciales con las que se identifica a la joven, de 25 años,– y no descartaron recurrir a la Justicia federal o a otras provincias para que se interrumpa el embarazo.

    No puede pasar una semana más”, explicó Gazzoli. Los abogados de la mujer afirmaron que definirán de forma urgente los medios como continuará el proceso, aunque aclararon que aún no habían sido notificados sobre el amparo y la medida de no innovar (ver aparte). Además, la madre de la joven desmintió las versiones que indican que su hija lleva 20 semanas de embarazo. “Se han hablado muchas falsedades. El embarazo no llega a 12 semanas”, aclaró.

SIN RESPUESTA. Ana Gazzoli se detuvo también en las trabas que ha recibido por parte de la Justicia. “Ya hay una disposición que autoriza el aborto. Sin embargo, ahora con el amparo esto se está dilatando. No quiero que esto termine como en el caso de Buenos Aires, donde no se pudo interrumpir el embarazo porque ya se encontraba muy avanzado. Uno quiere hacer las cosas bien, por los medios legales, y resulta que la Justicia pone trabas y más trabas”, especificó la madre, aunque aclaró que no quiere a recurrir a la vía ilegal. Además, destacó que si acudió a la Justicia es porque pretende que el caso no quede impune y se puedan tomar muestras de ADN de la criatura, para saber quién atacó a su hija.

ACLARACIONES. Por otro lado, la mujer –con un gran crucifijo colgado en su cuello– arremetió contra las entidades que se oponen a la interrupción de la gestación:“A toda esa gente le diría que se metan en sus cosas, ya que no están interiorizadas en el caso. Todos dicen que se va a privar de la vida del niño, pero nadie habla de la vida de mi hija”, explicó la mujer. Según indicó, no existe un diagnóstico uniforme por parte de los médicos, ya que algunos le dicen que la vida de la joven corre riesgos y otros le dicen que no.

    “No me dan garantías ni algo concreto, y yo no me voy a arriesgar si no tengo seguridad”, aclaró la mujer. También dio un mensaje a todos los que se ofrecen para adoptar y brindar ayuda:“No necesito lucrar con el bebé, porque en la familia estamos en condiciones de criarlo. El punto es que está en juego la vida de mi hija y no estoy dispuesta a que siga en marcha un embarazo que es probable que no llegue a destino”, sentenció. Asimismo, Gazzoli también criticó al gobernador Julio Cobos –quien dijo que no está a favor de que la joven aborte– por opinar en ámbitos que no le competen y sin estar interiorizado en el tema.

GUARDIA. Al mismo tiempo en que la madre de C.C.A. rompía el silencio ante los medios, en la puerta del estudio de los abogados se congregaron representantes de diferentes movimientos antiabortistas. Incluso, en medio de la conferencia que se iba desarrollando de forma tranquila y sin sobresaltos, un pequeño cortocircuito se generó entre Gazzoli y una periodista que se identificó como de la emisora Radiofamilia. Allí, la comunicadora dejó evidenciada su postura en contra del aborto y cuestionó la visión de la mujer que considera que el peligro para su hija es irreversible.

    La madre de la joven sólo se limitó a aclarar que: “Se dice que mi hija tiene una simple epilepsia, cuando no es así. Además, presenta un síndrome que le impide moverse bien y hablar. No razona y es totalmente dependiente de mí”, aclaró al respecto Gazzoli, al tiempo que dijo que es imposible que se le suspenda la medicación, porque comenzaría con convulsiones. Mientras tanto, la guardia de integrantes de las ONG continuó en la puerta del estudio hasta pasadas las 19, cuando el abogado Dante Vega bajó a comunicarles que Gazzoli recibiría a dos representantes del grupo. Tras poco más de 20 minutos de reunión, las dos mujeres volvieron a la calle y, con lágrimas en los ojos, se marcharon sin dar demasiadas precisiones.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.