access_time 20:53
|
13 de marzo de 2007
|
|
SAN RAFAEL

Ya produce fábrica recuperada

Un grupo de ex trabajadores de la fábrica Ballarini, en San Rafael, ya trabaja en la elaboración de tomate triturado. Los ex empleados perdieron su fuente laboral hace casi cuatro años y nunca lograron el objetivo de reabrir el establecimiento ubicado en el distrito de Rama Caída.

    Un grupo de ex trabajadores de la fábrica Ballarini, en San Rafael, ya trabaja en la elaboración de tomate triturado. Los ex empleados perdieron su fuente laboral hace casi cuatro años y nunca lograron el objetivo de reabrir el establecimiento ubicado en el distrito de Rama Caída.

    Sin embargo, lograron formar una cooperativa, llamada Recuperando lo nuestro, y hace poco tiempo recibieron un subsidio de 400.000 pesos del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, a cargo de Alicia Kirchner. Alquilaron una planta industrial en otro sector de San Rafael y con el dinero compraron el tomate, los envases y otros insumos.

    Es decir que, por ahora, su trabajo no es remunerativo. Sí lo será a partir de la venta de lo producido. Para ello ya buscan compradores, no sólo en el departamento de San Rafael sino también en otros puntos de la provincia. La materia prima, en tanto, comenzaron a comprarla a finqueros del Valle de Uco, aunque el objetivo es adquirirlo también en San Rafael.

    En estos días trabajan en la elaboración de 300.000 botellas de tomate triturado. Más de 35 personas trabajan en un turno vespertino de ocho horas. En promedio se elaboran unas 2.000 botellas por hora. El personal tiene seguro y también se les cubre la vestimenta y el transporte. El deseo de los ex obreros de Ballarini es volver a la fábrica que los vio trabajar mucho tiempo.

    “Esto es algo que hemos empezado y esperamos que no tenga fin”, dijo, optimista, uno de los cooperativistas. La Dirección Provincial de Cooperativas tiene a su cargo auditar el proyecto, la escuela Pascual Iaccarini realiza el control de calidad de lo que se elabora y la Facultad de Ciencias Aplicadas de la Universidad Nacional de Cuyo también hace su aporte en lo que es la producción. Los miembros de la cooperativa confían en una respuesta favorable de la Justicia.

    Hay una ley provincial en vigencia que los ampara, según la cual podrían ocupar el establecimiento por tres años, superado el inconveniente judicial. Otro grupo todavía mantiene una guardia en la puerta de la planta de Rama Caída. A los efectos de evitar un posible retiro de máquinas, cumplen ese cometido desde hace un año y medio.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.