access_time 18:55
|
28 de agosto de 2006
|
|

SAN LORENZO - BOCA JUNIORS

Y una tarde, el hijo humilló al padre

El Xeneize no tuvo piedad y goleó como visitante al Santo con un histórico 7 a 1. Ahora está solo en la cima de las posiciones.

   En el partido que se suponía como uno de los más complicados del torneo, Boca Juniors estampó ayer, como visitante, un lapidario 7 a 1 a San Lorenzo de Almagro, con lo que ratificó su notable momento y dejó a su rival sumido en las sombras. Tres goles de Martín Palermo, dos de Rodrigo Palacio, uno de Neri Cardozo y otro de Andrés Franzoia, contra el solitario descuento de Santiago Hirsig, le dieron forma a un resultado que nadie imaginaba y que afirma a Boca en la punta del torneo Apertura, que ahora lidera en soledad. San Lorenzo tomó la iniciativa y presionó a Boca en los primeros 20 minutos, dejándole muy pocas posibilidades de salir.

    El local tuvo su primera oportunidad a los 4 minutos, tras una mala salida de Daniel Díaz, que aprovechó Ezequiel Lavezzi para llegar al fondo por derecha, ejecutó un centro cabeceado por Osmar Ferreyra, con Aldo Bobadilla descolocado, y salvó en la línea el Cata. A los 17’, otra vez ganó Lavezzi. El Pocho combinó con Roberto Jiménez y el remate del peruano fue rechazado con esfuerzo por Bobadilla. Parecía que el gol del Ciclón era cuestión de tiempo, pero el Xeneize se aproximó por primera vez al área.

    Marino metió para Palermo, que no alcanzó, pero por detrás apareció Palacio quien, en posición dudosa, quedó solo ante Sebastián Saja, lo eludió y convirtió de zurda. Desde allí, Boca ganó seguridad en el traslado de la pelota y se encontró con espacios y ventajas. A los 26’, Marino escapó por derecha, sacó un centro bajo, Palacio dejó pasar y Palermo, entrando por atrás, convirtió el segundo. Seis minutos más tarde, en una acción muy parecida, Cardozo colocó para el pique de Calvo, quien llegó hasta el fondo y cruzó por abajo hacia el medio para una nueva conquista de Palermo, que otra vez apareció por detrás de Palacio.

   Cuando reaccionó San Lorenzo, otra vez apareció Bobadilla para desviar un cabezazo de Pablo Quatrocchi. Y la última oportunidad para torcer el destino la tuvo Lavezzi en el arranque del segundo tiempo, pero su remate de zurda fue defectuoso ante la salida del arquero visitante. Boca, en cambio, no falló. A los 3 minutos jugó corto un córner, San Lorenzo se durmió y Krupoviesa tuvo tiempo para sacar su remate.

   Saja dio un rebote y Palacio puso el 4 a 0. Cinco minutos después, Cardozo arrancó en diagonal desde la izquierda, se metió en el área y remató cruzado para vencer por quinta vez a Saja. San Lorenzo descontó sobre el cuarto de hora, con un cabezazo de Hirsig, luego de un tiro libre de Ferreyra, pero no pudo ir mucho más allá.

   A los 40’, Krupoviesa rechazó largo, picó Marcelo Delgado, Saja salió de su área y cabeceó corto y Franzoia tocó por arriba para hacer caer la pelota dentro del arco, pese al esfuerzo de Jonathan Bottinelli, que llegó a hacer contacto con el balón pero no pudo cambiar su rumbo. De inmediato, Jesús Datolo sacó un centro largo desde la izquierda y por el sector opuesto llegó Palermo para cabecear y establecer el insólito e histórico 7 a 1. Encima, el Xeneize estiró a once la serie de triunfos consecutivos.

TEMAS:

Deportes

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Últimas noticias

© 2019 Copyright.