River vence a Fluminense en Brasil
access_time 18:06
|
27 de marzo de 2007
|
|
PROTAGONISTAS

Y una noche volvió el querido Bocha

Ricardo Enrique Bochini, a los 53 años, jugó para Barracas Bolívar un partido oficial por el Torneo del Interior. El máximo ídolo de Independiente estuvo en la cancha casi 45 minutos.

    Ricardo Enrique Bochini volvió a jugar oficialmente, a los 53 años y un mes (nació el 25 de enero de 1954), con una camiseta roja, la de Barracas Bolívar. Una lluvia torrencial bendijo el retorno de uno de los más grandes futbolistas de la historia, en un partido de la zona 57 del Torneo del Interior (Argentino C), el domingo a la noche.

    El Bocha siempre vistió de rojo, salvo las veces que se puso la albiceleste. Por supuesto, no era la camiseta de Racing, sino la del seleccionado argentino, con el que salió campeón del mundo en México 1986. Pero ahora, Bochini se calzó los botines por primera vez en otro club, aunque no fuera más que para recibir el homenaje que le ofreció la ciudad bonaerense de Bolívar.

    No jugaba de manera oficial desde hace 16 años. La iniciativa, abordada por el periodista oriundo de esa ciudad Enrique Sacco, de ESPN radio en Rivadavia, fue bien recibida por todo un pueblo que se volcó al estadio de Barracas Bolívar para saludar al ídolo y deleitarse con su perenne categoría. Porque futbolista se es siempre, aunque no esté en competencia.

    “Si no hay ex médicos, como van a existir ex jugadores”, sentenció Roberto Perfumo, otro grande del fútbol argentino. Para jugar este encuentro, Bochini tuvo que firmar, incluso, un contrato, porque el partido tenía carácter oficial, ya que, con la victoria que logró por 2 a 1 sobre Deportivo Argentino de Pehuajó, el equipo de Bolívar se adjudicó el primer puesto en la zona 57 de la primera fase del Torneo del Interior, también conocido como Argentino C.

    El zarateño jugó 42 minutos bajo una lluvia impiadosa. Cuando salió del campo de juego, remplazado por Hauche, el partido estaba empatado en un tanto. En ese lapso, Bochini arrancó intentando un caño que no le salió y, después, concretó un par de paredes con el centrodelantero Ruiz, una de las cuales terminó en un gol luego anulado por posición adelantada del anotador. “La verdad es que podía haber jugado mejor.

    En enero y febrero no hice nada y eso lo noté. A fines del año pasado participé de varios amistosos y estaba mejor”, dijo, autocrítico, El Bocha. “Pero la verdad es que me voy muy feliz por la gente, por todo lo que me brindaron desde que llegué a la ciudad. Es bravo jugar con pibes que están en competencia permanente. Pero haber entrado a la cancha y disfrutado la mayor parte del partido que pude fue algo maravilloso que debo agradecerle a todos”, apuntó Bochini.

    Luego comentó que empezó tirando un caño “porque la jugada daba para eso”, que le gustó la doble pared con Ruiz, aunque “fue una lástima que el árbitro anulara el gol que hizo”. “Genio y figura hasta la sepultura”, como reza el viejo adagio popular, Bochini captó el mensaje de amor de la gente, pero no pudo sustraerse de la pasión que le genera el fútbol, motor de su vida, y habló en serio, sin sonrisas, algo que casi no se le conoció nunca por su proverbial timidez.

    El que puso de rodillas a un arquero impresionate como el italiano Dino Zof, con una empalada inolvidable que le dio a Independiente su primer título intercontinental, ante Juventus de Italia; el que eludió a seis jugadores de Peñarol de Montevideo antes de convertir un inigualable gol en la Copa Libertadores y quien les marcó tantos decisivos a Boca, River y cuanto rival se pusiera por delante y, por sobre todo, manejó la pelota como muy pocos, como Diego Maradona, Norberto Alonso y no muchos más, se dio el lujo de jugar casi un tiempo completo a los 53 años.

     Como dice el tango, aún para mal del fútbol argentino, se volvió a advertir que “no habrá ninguno igual, no habrá ninguno...”.

TEMAS:

Deportes

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.