Un cliente de un reconocido restaurante del barrio porteño de Recoleta expuso en las redes sociales su bronca por el valor de la cuenta que recibió, tras pedir una galletita de agua con un par de fetas de jamón y queso.

Ocurrió en La Biela, una de las cafeterías notables de la Ciudad de Buenos Aires. “Pedí una traviata de mierda que es una criollita con una feta de jamón y queso de mierda. Me la cobraron 1.100 pesos. Me estoy puteando con el mozo que encima no me trae la factura” (SIC), contó el economista German Fermo en Twitter.

El furioso cliente adjuntó una imagen en su posteo, que rápidamente se volvió tendencia en las redes sociales el nombre del local.

Otros usuarios no tardaron en reaccionar. Hubo críticas al comensal por su comentario despectivo e ironizaron al respecto, pero algunos tuiteros sumaron cuestionamientos al restaurante.

“¿Así te roban en Recoleta (?)”, “Te diría que más que jamón parece paleta sandwichera”, “Encima esta rota”, escribieron los tuiteros.

“Una vez fui ahí a tomar un café con unos turistas alemanes. Pidieron un cappuccino con gran expectativa, porque yo les había comentado que era una cafetería famosa de acá. Fue uno de los peores y más caros cappuccinos que tomaron en su vida. Nunca más”, fue otro comentario.